jueves, 22 de junio de 2017

CARL LEWIS: DE "HIJO DEL VIENTO" A VEGANO, TÉCNICO, POLÍTICO...

ÁNGEL CRUZ
AS.com

Carl Lewis, que en su momento fue considerado como el mejor atleta mundial del siglo XX por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) es ahora entrenador asistente en su universidad de origen, Houston, donde, curiosamente, está a las órdenes de Leroy Burrell, que en tiempos fue amigo, compañero en el Santa Mónica Track Club y gran rival en 100 metros, con alternancia de récords mundiales para ambos. Amigos siguen siendo; lo demás pertenece al pasado. Más curioso aún: uno de los atletas a los que Lewis aconseja y ayuda es Cameron Burrell, hijo de Leroy, que tiene 22 años y que ha corrido ya en 9.93.
Pero Carl Lewis es mucho más: vegano practicante, miembro de una asociación religiosa llamada Testigos Seglares de Cristo, actor de películas y series de televisión, embajador de la FAO, organismo de las Naciones Unidas, y hasta político frustrado. Una vida completa, desde luego.
Carl Lewis tiene nueve medallas olímpicas de oro, más una de plata, y en los Mundiales ha conquistado ocho oros, una plata y un bronce. Batió el récord mundial de 100 metros en Tokio 1991, con 9.86, y en 4x100 metros ha conseguido tres plusmarcas: 37.67 en Zúúrich 1991, 37.50 en Tokio, ese mismo año, y 37.40 en Barcelona 1992. En esos cuartetos Leroy Burrell compitió siempre en la segunda posta y Carl Lewis en la última.
Leroy fue el encargado de arrebatarle a Lewis la plusmarca de 100 metros, sustituyendo en lo más alto de las listas los 9.86 de King Carl por los 9.85 de su amigo y oponente en la Athletissima de Lausana 1994. Luego vendrían Donovan Bailey, Maurice Greene, Asafa Powell y Usain Bolt.
Estudió Comunicación en Houston, pero no terminó los estudios. Sin embargo, mantuvo relaciones cordiales con la universidad texana, colaboró esporádicamente en su cuadro técnico y, desde septiembre de 2014 trabaja a tiempo completo como entrenador asistente, a las órdenes de Leroy Burrelll.
Vive cerca del campus universitario, junto a su madre, Evelyn, que fue internacional por Estados Unidos en los Juegos Panamericanos de Buenos Aires 1951, en los que acabó sexta en 80 metros vallas. No pudo acudir a los Juegos Olímpicos de Helsinki, al año siguiente, porque una lesión le impidió competir en los Trials.
Su padre, William (todos le llamaban Bill) murió hace años. Tiene dos hermanos mayores, Frank y Cleveland (a ambos los bautizó Martin Luther King, del que sus padres eran seguidores), y una hermana menor, Carol, que llegó a ser medalla de bronce en la longitud de los Mundiales de Helsinki 1983. “Debió nacer con la boca abierta, porque desde entonces nunca ha dejado de hablar”, ha dicho de ella King Carl.
Como vegano que es desde hace muchos años, ni consume productos animales ni los utiliza. Comparte esta visión de la naturaleza con otras personas célebres: Pamela Anderson (Los Vigilantes de la Playa), Alec Baldwin, James Cameron (director de Terminator, Titanic, Avatar…), Al Gore, Venus Williams, Stevie Wonder…
Entre sus películas están Alien Hunter (Cazador de Extraterrestres) y Los Locos de Cannonballl III, en la que se interpreta a sí mismo.
Espiritualmente no ve incompatibilidad en ser Cristiano, pertenecer a la asociación Testigos Seglares de Cristo (predicó en Tokio, durante los Mundiales de 1991) y tener simpatías con la filosofía hindú: su asesor espiritual fue el indio Sri Chinmoy y dentro de ese ambiente Lewis recibe el nombre de Sudahota, que puede traducirse por ‘El incomparable sacrificador de inmortalidad’.
Como actor ha participado en muchas series de televisión y películas, entre ellas Alien Hunter (Cazador de Extraterrestres) en la que interpreta a un asesor de comunicación en una base militar de Estados Unidos en la Antártida, cerca de la cual se descubre una nave espacial extraterrestre. También participó en Los Locos de Cannonballl III, en la que se interpretaba a sí mismo. Admira a Robert de Niro, Sidney Poitier y Derzel Washington
Ejerce desde hace años como embajador mundial de la ONU, en el marco de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) y de hecho estuvo ayudando a plantar árboles en Haití, tras el mortífero terremoto de 2010.
Y entre tantas cosas que le satisfacen y le hacen feliz, según propia declaración, una frustración. Intentó hacer política y quiso presentarse al Senado de Nueva Jersey por el Partido Demócrata, en el distrito de Burlington County, pero su candidatura fue rechazada porque no pudo acreditar cuatro años de residencia en el Estado, según exigen las leyes electorales. Nunca más volvió a adentrarse en el mundo de la política.
Más éxito tuvo con su apoyo a la candidatura de Tokio a los Juegos de 2020. La ciudad le trae grandes recuerdos, porque allí batió los récords mundiales de 100 y 4x100 metros. También colabora con la candidatura de Los Ángeles a la edición olímpica de 2024 o de 2028. Allí, en el Memorial Coliseum, hace casi 33 años, consiguió cuatro medallas de oro. Una de ellas, la de 100 metros, la más querida para él, reposa junto al ataúd de su padre.

lunes, 19 de junio de 2017

NUEVA VICTORIA DE ORLANDO ORTEGA EN LA DIAMOND LEAGUE

JUANMA BELLÓN
AS.com

Orlando Ortega es casi intratable en los metros finales y en la Diamond League. Lo demostró en Estocolmo. El subcampeón olímpico se llevó en el legendario Olímpico el 110 vallas con 13.09 (+3.5 de viento) en una carrera donde se dieron hasta tres salidas. En la primera se descalificó al británico Pozzi, en la segunda al sudafricano Aldana, y en la tercera, la buena, se corrió. Con las dos bajas, el asunto se convirtió en un mano a mano Orlando-Shubenkov. El ruso, que compite bajo bandera neutral, lo ganó hasta que faltaban 10 metros, pero cuando llegan los cuadros Ortega se transforma y, si está igualado, vence. 13.09 y tumbó por una centésima a Shubenkov (13:10), aunque las marcas no tendrán validez por el viento (+3.5).
 “Creí que ganaba, hasta que Orlando me cazó en los cuadros. Es un competidor muy potente, es bonito correr contra él”, contaba Shubenkov sobre Ortega, que no se despistó con las salidas nulas: “Yo sólo me centro en mí y en la competición. No sé que sucedió con los otros chicos. Estoy feliz por ganar, aunque no era el mejor día para competir por las condiciones climáticas”. El español es más líder de la Diamond League, en la que está intratable: segundo en Shanghai y Roma y esta victoria.
De Grasse destroza el reloj con 9.69, pero con viento
Como se vio con Orlando, el viento a favor influye en las carreras de velocidad. Más si es de +4.8. Pero aun así, André de Grasse hizo una barbaridad en los 100 de Estocolmo. Con ese aire a favor, el canadiense hizo 9.69, un marcón que no tendrá validez, pero que da buena fe de que el doble medallista olímpico (100 y 200) camina firme para desafiar a Usain Bolt en los Mundiales de Londres: "Serán muy especiales".
"Me quedé en shock cuando vi el tiempo en el cronómetro. Sólo quería bajar de 10.00, pero no esperaba correr tan rápido. Es lo más veloz que he hecho en mi vida. Ahora toca hacerlo con viento legal. Esto me da mucha confianza, porque nunca me había visto con tanta velocidad", relataba emocionadísimo De Grasse, de 22 años, que batió a Meite (9.84) acredita de mejor marca 9.91. Debería romperla en breve, ya lo ha hecho, pero con brisa favorable.
Sebastián Martos reiteró su buen estado de forma en los 3.000 metros obstáculos. El jiennense de Huelma fue quinto y el primero europeo en llegar a meta, por delante del polaco Zalewski y el francés Kowal, dos de los mejores especialistas continentales. Ganó el marroquí Bakkali, con 8:15.01 y el tiempo de Sebas fue 8:22.85, muy similar al del miércoles en Huelva (8:20.43). Martos seguirá entrenándose para afinar su forma en Madrid, donde llegó este invierno desde León para ponerse a los órdenes de Juan del Campo y Luismi Martín Berlanas.
Buen debut en la Diamond League tuvo Estela García, en 200 metros. La velocista, al igual que Martos, fue quinta e hizo 23.16, su mejor marca personal (tenía 23.17) y a sólo seis centésimas de la mínima mundialista para Londres. Estela aguantó muy bien la caída de la velocidad en una prueba que ganó la marfileña Ahoure (22.68). Dos de los candidatos a volar muy lejos, dejaron para otro día el gran salto, aunque ganaron sin problemas. Luvo Manyonga, en longitud, se quedó en 8,36 ventosos, gran registro, pero lejos de su 8,65. Además, acabó tocado tras su último intento. La otra aspirante a liarla era la rusa Mariya Lasitskene (antes Kuchina), que ya ha asaltado el récord mundial de Kostadinova (2,09, hace 30 años), pero esta vez se quedó en 2,00. Otro buen vuelo, pero no el mejor de 2017 (hizo 2,04).

miércoles, 14 de junio de 2017

RUTH BEITIA DESCANSARÁ UN MES PERO NO PELIGRA EL MUNDIAL

TOMÁS CAMPOS
Marca.com

Ruth Beitia va a dejar de competir durante al menos un mes para llegar en el mejor estado posible al Mundial de Londres del próximo mes de agosto. Ese es el plan, según revela Julia García, representante de la atleta cántabra.Horas antes, la campeona olímpica de salto de altura anunciaba en su cuenta en Twitter que hará un parón temporal en su agenda de competiciones a causa de unas "continuas molestias" que no especificó.
Tras terminar en la undécima posición de la Golden Gala de Roma con un mejor salto de 1.80, Beitia -que ganó la Liga Diamante en su disciplina en los dos últimos años- explicó: "Simplemente no me lo explico. Gracias por vuestros mensajes de apoyo".
El pasado domingo, tres días después de competir en Roma, Beitia volvió a saltar en la reunión de atletismo FBK Games de Hengelo (Holanda), logrando una marca de 1,85 metros.Dos malos resultados que, unidos a esas molestias a las que alude la cántabra, han propiciado este parón competitivo.De momento, la española se pierde la Reunión de Estocolmo del 18 de junio y el Campeonato Europeo de Atletismo por Naciones, que este año se disputa en Lille (Francia) entre el 23 y el 25 de junio.La idea, según su representante, es que reaparezca dentro de un mes en Lausana (Suiza), el próximo 6 de julio, en la octava escala de la Diamond League.Claro está que todo depende de lo que pase en las próximas semanas, en las que Ruth va a trabajar "para llegar con garantías al Mundial", según dice Julia García."Que la gente esté tranquila porque el Mundial no peligra. Esperamos que en julio pueda estar ya como acostumbra pero esto es un proceso y depende del día a día. De momento va a trabajar para superar esas molestias", añade Julia.A por todas en LondresAsí que toca ser optimistas y pensar que la cántabra llegará en forma a Londres. Y una vez allí, será el momento de luchar por la triple corona, por ese oro mundial que redondearía la carrera de una atleta que ya es campeona olímpica y triple campeona europea al aire libre.El problema es que Mariya Lasitskene (Kúchina) ha saltado ya 2.04 este año y parece inabordable.Julia, sin embargo, lo ve de otra manera: "Nada es imposible en esta vida. En los Juegos también parecía muy complicado que ganara el oro y lo consiguió. No hay que descartar nada y sí poner toda la carne en el asador. La rusa está descansada porque lleva dos años sin competir pero veremos cómo está en Londres".

COE: "BOLT ES EL MUHAMMAD ALI DEL ATLETISMO"

AFP

El jefe de atletismo mundial, Sebastian Coe, aseguró este domingo que el jamaicano Usain Bolt se retirará como el Muhammad Ali de pista y campo, colgando sus pinchos como el mejor velocista de todos los tiempos.
Coe estuvo en el Estadio Nacional de Kingston el sábado para ver a Bolt correr su última carrera en Jamaica, antes de retirarse oficialmente al terminar el Campeonato Mundial de Londres en agosto.
En una entrevista con la AFP el domingo, Coe, jefe de la Federación Internacional de Federaciones de Atletismo, dijo que estaba decidido a rendir homenaje a Bolt a medida que su brillante carrera entra en la etapa final.
"Instintivamente, sabías que iba a ser un gran momento", dijo Coe sobre la noche del sábado, cuando Bolt corrió delante de su pueblo la última carrera de su historia en suelo patrio.
"Aquí está su casa. Y hubo mucha emoción la noche anterior y yo solo quería ser testigo", afirmó.
"Y lo que era fascinante es ver a gente que había volado desde otros continentes para estar aquí. La gente instintivamente sabía que iban a ser testigos de algo que iba a ser especial y único, y lo fue", acotó.
Bolt logró una victoria de 100 metros con crono de 10.03 segundos ante unos 30.000 aficionados vestidos de amarillo y verde, los colores de la bandera jamaicana.
Coe dijo que Bolt se retirará del deporte como el mayor velocista de todos los tiempos, un atleta único que trascendió su deporte después de dominar en tres juegos olímpicos consecutivos.
"No sólo ha alcanzado el nivel que tiene en términos de presencia global debido a tres Juegos Olímpicos consecutivos o debido a los récords mundiales", indicó Coe.
El inglés sabe lo que habla, pues él mismo fue un destacado corredor que en sus tiempos estableció ocho récords mundiales en eventos de medio fondo, tres de ellos en el lapso de 41 días en 1979.
"Tiene un carisma que no he visto en mi deporte ni en mi vida, aparte de Ali, y por eso los puse en la misma categoría", afirmó.
"Cuando fue el retiro de Ali tuvimos las mismas conversaciones, pero después vinieron Sugar Ray Leonard y Floyd Maywether, Roberto Durán y Manny Pacquiao. Teníamos grandes grandes boxeadores. Pero ¿han llegado al nivel del gran Ali, no", manifestó.
"Pero todos ellos mantuvieron el deporte emocionante y fresco", subrayó Coe a la AFP.
Coe dijo no se puede negar la contribución social masiva que hizo Jesse Owens en 1936, ni tampoco se pueden discutir las contribuciones extraordinarias que otros sprinters han hecho.
Pero añadió que "sólo hay un hombre sentado en la parte superior de la pirámide de estrellas, y ese es Bolt".
Esta puede ser la última carrera de Bolt en Jamaica, pero tiene un par de eventos más antes de que cierre su brillante carrera al correr los 100 m en el Mundial que se realizará del 4 al 13 de agosto en Londres.
"Él va a ir al Campeonato del Mundo y es un lugar adecuado para que termine su carrera, teniendo en cuenta lo que ha hecho en todo el mundo", dijo Coe.
Coe dijo que como un ex ganador de la medalla de oro olímpica en los 1.500m puede entender por qué Bolt querría retirarse ahora.
"Probablemente se ha dado cuenta instintivamente de que este es el momento adecuado, llega un momento en el que la vela parpadea un poco", dijo. "Ningún atleta quiere que le hagan la pregunta ¿por qué no se retiró antes?"
Coe dijo que Bolt, que tiene el récord mundial en los 100m y los 200m, puede retirarse en paz sabiendo que lo dio todo durante 15 años.
"Siéntese y piense en ello, tiene sólo 30 años y ha ganado tres Juegos Olímpicos, uno tras otro. Rompió los récords mundiales y quizás no queda mucho por hacer", acotó Coe.
"También se siente cómodo en su propia piel, siempre será un tesoro nacional y eso es suficiente, lo suficiente para trascender", afirmó el presidente de la IAAF.

viernes, 9 de junio de 2017

ARIES MERRITT BATE A ORLANDO ORTEGA EN LA GOLDEN GALA DE ROMA

JUANMA BELLÓN 
AS.com

Orlando Ortega corre muchísimo en los metros finales del 110 vallas. El español fue segundo en la prueba de Roma de la Diamond League con 13.17, tras el plusmarquista Aries Merritt (13.13). Un buen resultado, que se podría haber convertido en excelente teniendo en cuenta que Orlando salió muy discreto. Fue el tercero peor en reaccionar (152 milésimas), en la segunda valla iba último, pero a mitad de carrera comenzó a remontar y remontar… y sólo le quedó pendiente Merritt. Entre los rivales a los que batió: Shubenkov (13.21), Pozzi (13.24), Oliver (13.46).
Con este resultado y el segundo puesto de Shanghai, Orlando ya encabeza la clasificación de la Diamond con 14 puntos. Ahora, le toca seguir puliendo su forma en el INEF de Madrid, bajo las órdenes de su padre. Ambos son conscientes de que la salida es una de sus cuentas pendientes y si la trabajan, Ortega tiene en sus piernas un marcón (su mejor registro es 12.94).
La alcarreña Ana Lozano debutó en una Diamond League. Lo hizo en los 5.000 metros, una prueba hueso, donde la keniana Hellen Obiri hizo un tremendo registro (14:18.37). Pero la brava Ana, a la que entrena con esmero Javier Cañadillas, también obtuvo una gran recompensa. 15:18.07, una mejora de su personal de 25 segundos (tenía 15:43), y lo más importante… mínima mundialista para Londres (15:22 se le pedía). 2017 está siendo su año (fue sexta en el Europeo indoor de 3.000).
Ruth Beitia tuvo un fallo muy poco habitual en ella, acostumbrada a ser una máquina de competición. Pasó 1,80 e hizo tres nulos en 1,85. Es su peor actuación desde 2012, cuando saltó 1,75 en una Liga. Su entrenador Ramón Torralbo ya avisó que la campeona olímpica iba algo retrasada en su preparación. Un lapsus, que Ruth seguro que pronto olvidará. Queda mucha temporada.
A nivel internacional, además de Obiri, destacó la victoria de André de Grasse en 200, con un imponente tramo final de carrera. Terminó con 20.02, frenándose en los cuadros. El doble medallista olímpico ya transmite mejores sensaciones. Afina para Londres, como la neerlandesa Dafne Schippers, que se llevó la final de 100 femenino con 10.99. En triple, la venezolana Yulimar Rojas, afincada en Guadalajara, ganó con 14.84, en jabalina Rohler volvió a lanzar lejísimos (90.06) y en pértiga la griega Stefanidi intentó el récord mundial de Isinbayeva. Fue más un deseo que una realidad.

COLEMAN, EL NUEVO BOLT

JUANMA BELLÓN
AS.com

Cuando todos los velocistas calientan motores de cara a los Mundiales de Londres, la revolución ha llegado en los Campeonatos Universitarios NCAA de Eugene (Oregon). La ha traído Christian Coleman, un compacto corredor de 21 años, que ha parado el reloj en 9.82 (+1,3 viento) en las series clasificatorias. Este chico nacido el 6 de marzo de 1996 en Atlanta es el líder mundial del año (era Siame, de Zambia, con 9.88) y ha hecho una barbaridad en líneas general y algo de otro planeta para su edad, jamás visto para un atleta de 21, tres meses y un día. Con ese tiempo de vida exacto nadie había corrido tan rápido, aunque es cierto que con 21 y 9 meses Bolt hizo 9.76. En 2008, el año en el que luego fue campeón olímpico en Pekín.
La marca del estudiante de Tennessee por supuesto récord NCAA, le convierte a nivel absoluto en el noveno mejor especialista de la historia y en el cuarto de Estados Unidos (sólo por detrás de Greene, Gatlin y Gay). En el doble héctometro tampoco va mal Coleman: 19.85 y líder mundial lleva este 2017. Él y Noah Lyles, de 19 años, parecen el futuro de la velocidad en Estados Unidos. "¿Cuál es mi límite. No lo sé. El cielo", desafía el nuevo prodigio, que es aconsejado por Justin Gatlin: "Tiene experiencia y ha vivido muchas situaciones de alta competición".
La fiesta todavía no ha acabado para Coleman, que este viernes correrá la final NCAA en Eugene y ya suena como uno de los más serios candidatos a amargarle la fiesta de despedida en Londres a Usain Bolt, que este sábado hará su primera aparición de la temporada en el Racers de Kingston. Lo hará con una preocupación más: se llama Christian Coleman.

Ránking mundial de todos los tiempos
9.58 Usain Bolt (Jam), 2009
9.69 Tyson Gay (EE UU), 2009
9.69 Yohan Blake (Jam), 2012
9.72 Asafa Powell (Jam), 2008
9.74 Justin Gatlin (EE UU), 2015
9.78 Nesta Carter (Jam), 2010
9.79 Maurice Greene (EE UU), 1999
9.80 Steve Mullings (Jam), 2008
9.82 Christian Coleman (EE UU), 2017
9.82 Richard Thompson (TTo), 2014

lunes, 5 de junio de 2017

CHRISTIAN TAYLOR, CADA VEZ MÁS CERCA DE JONATHAN EDWARDS

ÁNGEL CRUZ
AS.com

El estadounidense Chris Taylor saltó 18,11 metros el viernes pasado, en Eugene, y se quedó a 18 centímetros del récord mundial del británico Jonathan Edwards, que va a cumplir 22 años. Chris, de padre y madre nacidos en Barbados (sangre caribeña, ya sabéis) tiene un mejor registro de 18,21, hechos en la final de los Mundiales de Pekín 2015. Segundo registro de la historia, tras la plusmarca de Edwards.
El que fuera estudiante de la Universidad de Florida ha saltado cuatro veces más allá de la colosal barrera de los 18 metros. Es decir, que tiene las bases para hacer un brinco espléndido más allá del tope mundial. Como dato anecdótico, pero muy indicativo, hay que recordar que aquel día en que saltó sus 18,21 consiguió 18,32 desde el punto en que despegó. Hubiera sido récord del mundo, pero… Todos los datos se refieren, lógicamente, a marcas ganadoras en cada concurso. 
A lo largo de la historia se han conseguido once saltos por encima de 18 metros, por cinco atletas: Taylor lo ha hecho cuatro veces, Edwards, tres; el cubano Pedro Pablo Pichardo, dos, y el estadounidenses Kenny Harrison y el francés Teddy Tamgho, una cada uno.
El mejor promedio de cinco marcas lo tiene Taylor, con 18,07, dos centímetros por delante de Edwards, pero la media de los diez mejores registros sigue sonriendo al británico, con 17,95, también dos centímetros por delante del estadounidense.
Taylor ya ha sentado las bases para su ataque definitivo a la plusmarca mundial. Yo creí que lo iba a batir antes, pero es cierto que la plusmarca de Edwards es absolutamente impresionante. Por cierto, es el único blanco entre los hombres del club de los 18 metros.
Yo creo que el jaque mate está sobre el tablero. Cierto es que la pista de Eugene es propicia a grandes registros en las pruebas explosivas y que el viento suele ser generoso, pero también es verdad que la temporada no ha hecho más que comenzar y que el margen de progresión de Taylor es evidente. Además, la lucha contra Claye beneficiará a ambos.
Una curiosidad sobre Claye: es el primer atleta conseguir medallas olímpicas en longitud (bronce) y triple (plata) desde 1936. Sucedió en los Juegos de Londres 2012. Su antecesor fue el japonés Naoto Tajima, que ganó en triple y fue bronce en longitud, en aquella prueba en la que se impuso el mítico Jesse Owens… al que nunca le dio por ser triplista.