sábado, 10 de septiembre de 2011

ODRIOZOLA Y "PEPITO GRILLO" BRAGADO


ÁNGEL CRUZ As.com

Ya sé que cada uno es dueño o de hablar o de callar, de explicar las cosas o de no explicarlas, de comparecer ante la prensa o de no hacerlo. Pero yo sigo echando de menos las explicaciones de José María Odriozola, presidente de la Federación Española de Atletismo, tras el descalabro de la Selección (sí, descalabro) en los Campeonatos Mundiales de Daegu.
Estamos en una situación de emergencia, en la que todo parece que se viene abajo, y en estos momentos un dirigente debe salir y dar su versión por qué ha sucedido lo que ha sucedido, y qué va a hacer para paliar el desastre en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, que comienzan más o menos dentro de once meses. Me temo que las cosas a orillas del Támesis va a ser tan duras, o más, que en Daegu.
Nuestro atletismo adelgaza en las categorías menores, se muestra incapaz de encontrar recambio a los deportistas que hace unos años eran grandes estrellas, casi las mismas caras aparecen en todos los campeonatos, sin que haya renovación; dependemos exclusivamente de los 1.500 metros, que aportaron la medalla de bronce de Natalia Rodríguez y el cuarto puesto de Manolo Olmedo, atletas, por cierto, también veteranos; la marcha, otro de los puntales de nuestro deporte, es ya casi inexistente…
Y, además, la televisión pública nos ignora y las competiciones de calidad en España son escasísimas. Una ciudad como Madrid, candidata por tercera vez a los Juegos Olímpicos, no tiene un estadio decente: Vallehermoso es un agujero en el suelo y La Peineta está invadida por la vegetación silvestre. El atletismo no ofrece alicientes ni a los patrocinadores (Divina Pastora no podía verse en las camisetas de Daegu) ni a los aficionados, y es incapaz de hacerse un hueco en los medios de comunicación, y no por capricho de éstos, como alguna vez se ha insinuado o afirmado.
El atletismo español está hundido. Y Odriozola, cuyas explicaciones y análisis al término de los campeonatos eran siempre fijas, por lo agudas, no se ha manifestado. Me gustaría saber qué opina del panorama en el que nos debatimos y del horizonte oscuro que nos espera. Y a mucha más gente que a mí, lógicamente, también le gustaría conocer su versión.
Pero para saberla ha habido que recurrir a persona interpuesta: Albert Soler, secretario de Estado para el Deporte, que estuvo en Daegu los últimos días de compeiticón, aseguró que “el atletismo español necesita un cambio estructural" y que "el modelo actual parece agotado” y añadió que había compartido tiempo en la ciudad coreana con Odriozola y que el presidente compartía esta apreciación. Pues a mí me hubiera gustado escucharla directamente de Odriozola…
Por cierto, las críticas han surgido hace tiempo. El presidente no las debería echar en saco roto, y menos la de Jesús Ángel García Bragado, un atleta veterano, de inmensa calidad humana y de gran inteligencia, al que algunos (me declaro culpable) le pedimos que tire todavía un poco mas del carro, como si no hubiera tenido bastante.
Yo, si fuera presidente, estaría encantado de escuchar a Chuso. Porque no hay que olvidar que más vale un Pepito Grillo que cien aduladores.

1 comentario:

JoseFernandez-atletismoSantaLucia dijo...

Me sumo a su exposición.

Odriozola dimisión.
El atletismo no es una marca registrada de la rfea.

Es un deporte universal de los atletas y para los atletas.

Hay un grupo minoritario de profesionales del despacho, "aburguesados", que persisten en la idea de engañar al prójimo para mantener sus privilegiadas posiciones.

Ya basta, hombre, ya basta.!!!

José Osvaldo Fernández