viernes, 4 de abril de 2014

VICTOR CONTE ENTRENA BOXEADORES Y TREVOR GRAHAM ESTÁ INHABILITADO

Victor Conte prepara púgiles y Trevor Graham está inhabilitado

JESÚS MÍNGUEZ
AS.com

En la historia de los positivos de Justin Gatlin se entrecruzan dos nombres: Trevor Graham y Victor Conte. El primero era el preparador del oro olímpico en Atenas 2004 y campeón mundial de 100 y 200 en Helsinki 2005. El segundo, un gurú de la preparación y propietario de los laboratorios BALCO. De un pique entre los dos acabó explotando la gran mentira de los sprinters estadounidenses.
El 5 de junio de 2003, Conte escribió una carta para la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) y la Agencia Antidopaje de EE UU (USADA) que no llegó a enviar, pero que tiró a la basura del laboratorio donde hurgaban dos periodistas del San Francisco Chronicle en busca de evidencias de dopaje.
La carta. Ahí se leía: “Graham da a sus atletas testosterona oral que trae de México y que desaparece del cuerpo a través de la orina. Es indetectable menos de una semana después de su uso. Trevor hace que sus atletas compitan cada dos semanas y los esconde”. Casi en paralelo, Graham enviaba a la USADA una jeringuilla con restos de THG, el anabolizante indetectable que había inventado Conte y con el que se dopaban atletas y estrellas del béisbol.
La testosterona de la que hablaba Conte apareció precisamente en el cuerpo de Gatlin en 2006. El discípulo de Graham ya había dado positivo en 2001 con unas anfetaminas que dijo utilizar para tratar un déficit de atención. La IAAF le levantó la sanción de dos años. Ocho le cayeron por la testosterona, reducidos a cuatro por colaborar con los investigadores...
Graham, por cuyas manos pasaron dopados como Marion Jones (nunca dio positivo), Alvin Harrison, CJ Hunter, Tim Montgomery, o Antonio Pettigrew, fue suspendido de por vida por la USADA. Y Conte pasó cuatro meses en prisión. Pero el ex de BALCO, que ahora se presenta como “abogado contra el dopaje”, ha levantado SNCA (Nutrición Científica para Preparación Avanzada), que se ha hecho fuerte en el boxeo de élite. Nonito Donaire, Ami Khan, Perro Angulo o Zab Judah confían en sus papillas y sus consejos. ¿Peligroso? “Ellos saben que estarán bajo sospecha, que serán cuestionados, pero ahora sé cuál es la línea y todos están limpios”, responde Conte.