miércoles, 17 de junio de 2015

RUTH BEITIA: "AHORA SÍ SOY LA MEJOR DEL MUNDO"

ÁNGEL CRUZ
AS.com

Dos victorias en la Diamond League (Roma y Nueva York), mejor marca mundial del año, única mujer en saltar más de dos metros en altura... ¿Es usted la mejor del mundo?

—Ahora mismo, sí. Pero no me considero más que nadie. Estoy en un momento dulce.

—Le ha ganado dos veces consecutivas a Blanka Vlasic. Me parece que a la croata no le ha sentado muy bien.

—Pues creo que no. En Roma, cuando saltó 1,97, empezó con su baile peculiar encima de la colchoneta, como diciendo “soy la número uno, la mejor y todo eso”. Pero cuando yo salté dos metros se le quedó una cara un poco así.

—Usted y Vlasic se conocen de antiguo.

—De toda la vida, casi. Yo no soy buena con los historiales y las estadísticas, pero ya competíamos en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

—¿Las dos victorias en la Diamond quieren decir que prepara esta competición?

—No. Yo pienso en los Mundiales. No he bajado mucho la intensidad de los entrenamientos. Mi objetivo es Pekín.

—¿Y quiénes serán allí sus máximas rivales?

—En estos momentos lo son todas. Algo que aprendí es a respetar siempre a mis rivales. Queda un tiempo, con oportunidades de hacerlo bien. Es pronto para decir qué atletas serán las más peligrosas allí.

—Y dentro de menos de lo que parece, los Juegos Olímpicos de Río.

—No queda nada. Pero yo voy día a día. Me gustaría competir en mis cuartos Juegos. La vida me ha dado una segunda oportunidad. Es un regalazo. Me siento una privilegiada. Llevó 25 años entrenando con Ramón Torralbo y creo que nos merecíamos esto.

—Así que no se arrepiente de no haberse retirado.

—¡Para nada! Estuve tres meses relajada, pero volví. Esta es la segunda oportunidad.

—¿Y piensa en la retirada?

—¡De ninguna manera!

—Ya ha conseguido medallas en Mundiales (bronce) y Europeos (dos oros), así que le falta la medalla olímpica para tener eso que llamamos la triple corona.

—Sería bonito lograr medallas en las tres grandes competiciones, desde luego.

—Ha saltado dos metros y el récord español lo tiene en 2,02. ¿Aspira a batirlo?

—¿Por qué no? En Roma salté esos 2,00 y me retiré, porque estaba muy nerviosa y muy feliz. Pero no podía seguir saltando en busca de los 2,03 metros.

—La búlgara Stefka Kostadinova tiene el récord mundial en 2,09 metros desde hace casi 28 años. ¿Hasta cuándo?

—Ese récord no está escrito para mí (risas). Creo que por el momento no peligra.

—Cambiamos a la categoría masculina. ¿Resistirá el de Javier Sotomayor?

—Hubo un tiempo en que sí, pero ahora está en peligro.

—¿Barshim o Bondarenko?

—Barshim, aunque Bondarenko también es buenísimo.

—Coincidió con los 20.29 de Usain Bolt en 200 metros. ¿Qué le parecieron?

—Soy sincera: no vi la carrera, porque cuando terminé de saltar me fui de turismo y a dar un paseo por Nueva York. No puedo opinar.