martes, 1 de octubre de 2013

RAMÓN CID: "EN MOSCÚ SUPERAMOS EL RETO INICIAL"


Gerardo Cebrián
www.rfea.es

El donostiarra, Ramón Cid, Director Técnico de la Real Federación Española de Atletismo, prácticamente concluida su primera temporada como máximo dirigente de la parcela técnica del atletismo español, nos cuenta su primera experiencia al frente del Comité Técnico de la RFEA.
El que fuera extraordinario triplista español y luego Responsable de Saltos en el Comité Técnico de la RFEA desde 1989 a 2012, habla sin tapujos del desarrollo de la temporada actual, de las categorías menores, de la imagen del atletismo, de lo mejor y lo peor de 2012, y de muchas cuestiones más.
¿Qué balance haces de la temporada que está a punto de terminar, refiriéndonos exclusivamente a la selección absoluta?
En primer lugar quiero agradecer a toda la familia atlética el esfuerzo realizado en esta temporada fatídica en lo económico. Creo que ha sido un año aceptable en las actuales circunstancias y, sin duda, ha sido gracias a la aportación de los diferentes estamentos de nuestro querido deporte.
Y ahora, volviendo a tu pregunta, aunque seguro que me dejo bastantes cosas, destacaría lo siguiente:
- Atletismo Universal en cuanto a representación internacional de todos los sectores.
- En Moscú, resultados acorde a las expectativas, quizás esperaba algún finalista más, compensada por la buena irrupción de algunos jóvenes en la categoría absoluta y el buen papel general de ilustres veteranos.
- Aceptable capacidad competitiva media: teniendo en cuenta los puestos teóricos y los logrados en los Campeonatos, los atletas han estado ligeramente por encima de sus expectativas teóricas.
- Buenos avances en algunos sectores como la marcha, la velocidad masculina, algunas especialidades de lanzamientos, los jóvenes de
combinadas y afianzamiento de otros.
- Los récords de España en 200, relevo 4x100 y martillo hombres.
- Campeones de Europa por equipos e individual en 100km.
- Buena cosecha de medallas y finalistas en los JJMM (7 medallas- 1 oro - 4 plata - 2 bronce) y Universiada (4 finalistas - 1 medalla)

Es obligatorio resaltar el papel del atletismo femenino.
Sí. Desde hace varias temporadas el nivel competitivo de las mujeres en la categoría absoluta es muy alto. Han rendido de forma excepcional en la alta competición tanto en Moscú (una medalla, dos finalistas y seis atletas entre las doce primeras), destacando así mismo la aportación de puntos en la Copa de Europa por Selecciones (130 puntos) en la que fuimos octavos en la suma global que en mi opinión es nuestro puesto continental acorde con nuestro potencial. Tampoco hay olvidar la victoria de las mujeres en la Copa de Europa de 10.000 en la que fuimos segundos en hombres, o el tercer puesto en la Copa de Europa de Lanzamientos. Inimaginable hace años.

¿Y el aspecto más negativo?
Algunas lagunas en sectores históricamente potentes. Nuestro deporte es muy amplio y siempre hay cosas que mejorar. Nunca hay una actuación plenamente satisfactoria, como deporte somos un permanente ejemplo del inconformismo tanto en el plano individual como en el colectivo.

¿Qué crees que nos ha faltado para haber logrado una actuación sobresaliente?
Nos ha podido faltar algún finalista más en Moscú, hemos tenido varios novenos puestos. Subir una posición en la Copa de Europa de Selecciones. Mejorar el rendimiento de algunos atletas experimentados en los grandes Campeonatos. Una mayor aportación al equipo del medio-fondo, aunque estoy convencido de que es coyuntural, las lesiones se han cebado en este sector…

Con respecto al Mundial de Moscú, el atletismo español experimentó un avance respecto a la anterior edición de Daegu, sumando dos medallas de bronce y cinco puestos de finalista. ¿Con qué sensación volviste de la capital rusa?
La referencia es beneficiosa, en cualquier caso, el resultado de Daegu estuvo por debajo del potencial del atletismo español en ese momento. En un plano general, creo que en Moscú se superó el reto inicial. En un análisis pormenorizado hubo claroscuros, gente que estuvo excelente y otra no tanto. La sensación que tengo es moderadamente optimista; por un lado hay jóvenes prometedores, y por otro, los veteranos siguen dando un buen ejemplo. En la selección hay un buen ambiente y creo que un sentido de pertenencia a un proyecto común.

¿Con qué cupo de medallas y finalistas te hubieras dado por satisfecho en Moscú?
Creo que las medallas han sido las que nos correspondían, no tenía nada claro conseguir dos… aunque esperaba algún finalista más.

También a lo largo de la temporada se han cosechado interesantes resultados en las categorías juvenil, júnior y promesa. ¿Crees que ahora mismo hay un relevo para las figuras consagradas de nuestro atletismo?
En líneas generales, estoy bastante satisfecho de lo acontecido en las categorías de jóvenes. Hemos logrado llevar bastantes atletas con buen nivel pese a las circunstancias y sin recurrir al famoso copago. Los resultados en el Mundial Juvenil (6 finalistas - 2 medallas) unidos a los de la FOJE (13 finalistas, de ellos 5 medallas) son más que aceptables.

En el Europeo Junior, las dos medallas, y sobre todo, los otros 14 finalistas es un buen resultado.
Los S-23 también han estado excelentes con 15 finalistas, de ellos 6 medallistas (3 oros). Quizás en esta categoría el fallo haya sido la escasa presencia de mujeres entre los finalistas (2).

Resumiendo ¿Hay materia prima para trabajar de cara al futuro?
Sí. El reto es conseguir que su evolución sea la adecuada.

¿Son Julia Takacs, Álvaro Martín, Eusebio Cáceres y Bruno Hortelano, las principales puntas de lanza de la renovación de la Selección Absoluta y la nueva imagen del atletismo español, o destacarías a algunos atletas más?
Sin lugar a dudas, los atletas que nombras son los jóvenes que mayor relevancia han tenido en el Mundial de Moscú, pero hay bastantes más que pueden aflorar en una temporada. Me remito a las respuestas de las dos preguntas anteriores, donde hay varios jóvenes que pueden estar en los JJOO de Río. Se me ocurren bastantes nombres que están en la mente de todos, pero prefiero no entrar a enumerarlos porque seguro que me dejo algunos.

Muchas esperanzas del atletismo español estaban depositadas en la posible elección de Madrid como sede olímpica en 2020. ¿Cómo hubiera cambiado nuestro deporte con esa designación y qué se puede hacer ahora que este sueño olímpico se ha frustrado?
Me hice ciertas ilusiones con la concesión de los JJOO a Madrid, pero creo que más por la necesidad de creer en algo, de tener una ilusión que pudiera cambiar el rumbo económico del deporte, que por tener argumentos razonables al respecto. Lo primero que debemos hacer es olvidarnos, no especular con lo que podría haber sido la situación y adaptarnos a las circunstancias reales.

Uno de los problemas para la mejor venta del atletismo actual y para lograr una mayor implantación en la sociedad es la pérdida de peso en los medios de comunicación en relación a épocas pasadas, principalmente en la televisión. ¿Qué crees que se puede hacer en este sentido para que nuestro deporte vuelva a tener la repercusión que merece? La situación es compleja en este apartado; por un lado, los medios de comunicación en general están también muy afectados por la crisis, se cierran periódicos y las televisiones, como hemos vivido este verano, no tienen presupuesto para pagar los derechos de retransmisión de eventos que no sean fútbol o baloncesto. Pienso que no hay una única medida, sino que deben ser muchas que actúen al unísono.

Por concretar, destaca dos que consideres vitales
Mejorar la imagen de nuestro deporte. No es la idea que prevalece en la opinión pública, pero puedo asegurar que nuestros atletas son, en un gran número, ejemplares en sus comportamientos y en sus procesos deportivos. Son buenos referentes para nuestra juventud. En definitiva, tenemos que explicar que el atletismo es una actividad con un gran potencial educativo, que es un medio excelente para la formación de valores y también para la creación de hábitos saludables en los jóvenes, algo que nuestra sociedad necesita con urgencia. Cuando se escribe o televisa atletismo, se está tratando de un deporte milenario que es obligatorio en el currículo formativo de los niños en muchos países.

Otra más...
Debemos vendernos mejor. En televisión, es necesario buenas realizaciones, dinámicas y bien comentadas (creo que este verano ha sido un ejemplo de lo malo en el primero y lo bueno en lo segundo). Tenemos que sacar más rendimiento y más presencia en las redes sociales y en las nuevas tecnologías.

En este sentido, nuestros protagonistas, los atletas, deben estar predispuestos a atender en todo momento a los medios de comunicación y a ser imaginativos a la hora de promocionarse ellos.

También nos vendría fenomenal que la IAAF revisara su normativa de publicidad. La actual ofrece pocas posibilidades de esponsorización a las federaciones y a los clubes. Tampoco estaría de más darle una vuelta a la forma de hacer los mítines, el atletismo es un deporte espectacular como lo demuestran las audiencias de los JJOO, pero el deporte espectáculo es competición e identificación con los protagonistas y algo falla en este sentido.


Seguro que hay muchas más medidas…
¡Claro! Estamos obligados a hacer una reflexión y a evolucionar para adaptarnos a los tiempos modernos sin perder nuestra esencia.