martes, 23 de septiembre de 2014

FELIX SÁNCHEZ: "A LOS VALLISTAS ACTUALES LES FALTA VELOCIDAD"



MundoDeportivo.com 

El vallista dominicano Félix Sánchez, doble campeón olímpico (Atenas-2004 y Londres-2012), ha fichado como nuevo embajador de la Fundación Laureus, que se vuelca con niños y jóvenes a través de sus 150 proyectos en 34 países combatiendo, siempre con el deporte como herramienta, problemas como la criminalidad y las bandas juveniles; el SIDA, la discriminación racial, la exclusión social y la obesidad. El atleta, nacido en Nueva York y con nacionalidad dominicana, se une así a la gran lista de deportistas que a lo largo del mundo se han involucrado, como embajadores, con los proyectos de la Fundación Laureus.
"Es un orgullo poder dar la bienvenida a Félix", ganador del Premio Laureus 2013 a la Mejor Reaparición Mundial, destacó el también doble campeón olímpico en las vallas largas Edwin Moses, presidente de la Fundación Laureus, en el acto de investidura celebrado en Nueva Orleans (EE.UU), donde Sánchez tomó parte en su primera iniciativa Laureus en calidad de 'coach' de lujo.
"Llevo catorce años actuando también como entrenador", explicó Félix a laureus.com, "y más que un técnico me considero un profesor. Me percaté hace tiempo de la importancia que tiene el deporte en todos los ámbitos de la vida: te enseña a ganar, a perder, a actuar en equipo. Los fundamentos son esenciales" y él ahora los transmitirá a través de la Fundación Laureus.
Félix Sánchez asimismo dijo que "continuaré compatibilizando el 'coaching' con la competición durante tres años más, cuando rozaré los 40, sí...".
En esos tres años Félix quiere cerrar varios círculos, y viejas heridas: "Mi primer objetivo son los Juegos Panamericanos, que se celebrarán en Canadá (Toronto). Mis primera actuación fue en 1999, precisamente en unos Panamericanos en este país (Winnipeg). Y después iré al Mundial de Pekín... regresaré a la capital china, donde en (las series olímpicas de) 2008 hice la peor carrera de siempre. Quiero poner las cosas en su sitio. Y en 2016 volveré a Río, para tomar parte en mis quintos Juegos Olímpicos. Podría decir basta, pero quiero estar también los los Mundiales de Londres-2017, para recordar los buenos tiempos de Londres-2012. Serían 10 Campeonatos del Mundo y 5 JJ.OO., una trayectoria excelente, creo".
En cuanto a su actual año semi-sabático, aseguró que "lo necesitaba, necesitaba descansar mentalmente tras 14 temporadas en acción. Necesitaba entrenar por mero placer y sin estar pendiente de los cronos. Competí sin presión... y sigo siendo competitivo, acabando entre los cinco vallistas más rápidos del mundo".
¿Su secreto para mantenerse tan en forma a los 37 años? "Hay que hacer las cosas con pasión. Los entrenamientos de los 400 m. vallas son de los más complejos que hay, pero cuando piensas que eres un modelo y una ejemplo de motivación para otros, te pones y ni lo piensas. Además, yo siempre he dicho que 'nunca hay que dejar de hacer algo en lo que eres bueno'", adujo.
El flamante embajador Laureus asimismo comentó que "me encanta el reto de competir contra rivales como mínimo 6 años más jóvenes que yo. Tienen hambre, pero no hay un favorito que despunte y cuando yo estoy a tope soy peligroso. Y buscar un tercer título olímpico en Río-2016 es un bonito desafío. Recuerdo que en los Panamericanos de 2007 iba primero cuando tropecé con la última valla y acabé cuarto. Otro fallo que enmendar...".
Ya por lo que respecta a las lesiones que han marcado su carrera, señaló que "todo es cuestión de escuchar a tu cuerpo. Te va dando señales, te dice cuando haces algo que no le gusta. Aprendes a entrenar con más inteligencia en vez de hacerlo con mayor intensidad. Aprendes a no ignorar esas señales, sino a hacerles caso. Volver después de una lesión es más duro mentalmente que físicamente. Casi empiezas a inventarte lesiones en el sentido de que vas pensando '¿he notado algo, me he hecho daño?'. Descansar y alimentarte bien son las claves".
Kerron Clement y Angelo Taylor son bajo el punto de vista de Félix Sánchez los dos especialistas que podrían o deberían haber batido el récord del mundo de los 400 m. vallas firmado hace 22 años por Kevin Young en Barcelona-92, con 46"78.
Según Félix, para dinamitar ese crono "hace falta una combinación de técnica de vallas y de velocidad punta de 'cuatrocentista' que no suele darse. El récord debería estar en 46"3 ó 46"2, pero lo dicho, a los especialistas de ahora suele faltarles la velocidad. Yo mismo soy un vallista lento (47"25). Pero ya aparecerá alguien que lo consiga, aunque espero que no sea en los próximos tres años...".