sábado, 22 de diciembre de 2012

LA OTRA CARRERA DE SUZY

MARTHA CAMINA
MARCA.COM

Suzy Favor, o Favor-Hamilton por matrimonio, puede ser la próxima del panteón de los ídolos caídos del deporte estadounidense tras descubrise que ella, una de las más famosas atletas universitarias de todos los tiempos y tres veces olímpica, fue prostituta de lujo.
Su historia, sin embargo, es digna de los telefilmes con los que allí homenajean a sus grandes deportistas con historias emotivas. Suzy fue nueve veces campeona de la NCAA, entre 800, 1.500 y campo a través, olímpica en 1992, 1996 y 2000, y en Sydney 2000 protagonizó uno de esos sucesos que quedan grabados en la historia de los Juegos: las fuerzas la abandonaron en la final de 1.500 cuando era líder a falta de 200 metros. Al ver que sus rivales la superaban, cayó al suelo exhausta física y moralmente.
"Tenía mis razones y se relacionaban con la depresión"
Se supo ya entonces que sus terceros Juegos eran un homenaje a su hermano Dan, que poco antes se había suicidado: convenció al portero de un edificio para que le dejara ver amanecer desde la azotea, y se arrojó desde ella. Desde niño había sido presa de un transtorno maniaco-depresivo que sus atribulados padres intentaron curar de mil maneras, sin excluir tratamientos de shock.

Pero el equilibrio mental de Suzy también era frágil. En los primeros momentos de su carrera fue batida por una rival extremadamente delgada y pensó: «Quizá yo deba ser como ella», empezando así un periodo de transtornos alimentarios que la llevaron al borde de la anorexia. Los superó con ayuda de Mark Hamilton, con quien se acabaría casando.
Sin embargo el nacimiento de su hija Kylie, en 2005, la condujo a una depresión post-parto, que se unió a un periodo de turbulencias en su matrimonio. Hizo frente a ello poniéndose a trabajar en un servicio de prostitución de lujo, en Las Vegas. Su marido lo sabía y lo desaconsejó, pero ella lo hizo igualmente. Se hacía llamar Kelly Lundy y cobraba entre 600 y 6.000 dólares por sus servicios. «No espero que la gente lo entienda», declaró Suzy después de que el sitio web The Smoking Gun revelase la historia. «pero tenía mis razones, y estaban relacionadas con la depresión.»
Hoy, su esposo e hija siguen con ella. El puritano gran público estadounidense, y con él, empresas como Nike o Disney, en cuyas promociones colaboraba, está por ver.

1 comentario:

Franfri dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=N50onEHuA2A