miércoles, 4 de septiembre de 2013

BOLT CREE QUE BATIRÁ SUS RÉCORDS ANTES DE RETIRARSE EN RIO 2016

EFE

El velocista jamaicano Usain Bolt afirmó que ve "posible" batir su propio récord mundial de los 200 metros (19.19) durante la próxima temporada siempre que consiga "mantenerse sin lesiones", pero admitió que sería "muy complicado" rebajar su mejor registro en el hectómetro (9.58).
"Si me mantengo sin lesiones, quizás me veáis batiendo un nuevo récord", dijo Bolt al ser preguntado sobre sus objetivos personales para la próxima temporada, durante una rueda de prensa celebrada hoy en Bruselas dos días antes de su participación en el Memorial Van Damme.
"Mejorar mi tiempo en los 100 metros es muy complicado. Pero en los 200 lo veo posible, he progresado mucho en técnica y creo que podría batir esa marca", dijo el "relámpago" jamaicano, quien recalcó que su máxima aspiración es "quedar entre los mejores deportistas de la historia".
El plusmarquista y campeón mundial competirá el viernes en el hectómetro en la reunión de Bruselas, evento que cierra la Liga de Diamante y que supondrá la última carrera de la temporada para el atleta jamaicano.
Todo el mundo dice de todo para salir en los medios
Bolt llega dispuesto a "correr lo más rápido que pueda, competir al máximo y ofrecer el mejor espectáculo posible", y afirmó sentirse "bastante mejor" que en Zúrich, donde logró una ajustada victoria con un registro de 9.90.
El atleta confió en rendir mejor que en la reunión previa de la Liga de Diamante, porque "habrá muchos fans esperándolo" y porque siente predilección por la pista del Estadio del Rey Balduino de Bruselas, debido a que ésta le transmite "mucha energía", según dijo.
Bolt, que logró un triplete de oro en los Mundiales de Atletismo de Moscú, ha elegido el hectómetro para su última carrera del año, en la que se medirá de nuevo con su compatriota Nesta Carter y con el estadounidense Justin Gatlin, que completaron el podio de los 100 metros en la capital rusa.
El velocista se decantó por esta prueba "sencillamente porque es una carrera más corta que los 200" y para no forzar la máquina al final de una temporada en la que ha atravesado problemas físicos.
"Llego algo cansado al final de los campeonatos, creo que es la mejor opción porque estuve lesionado y no tuve mucho tiempo para recuperarme", dijo Bolt, quien no obstante afirmó que está "en muy buena forma y con mucha confianza".
Posible retirada
En cuanto a su futuro, recalcó su intención de retirarse tras los Juegos Olímpicos de Río de 2016, "cuando esté todavía en lo más alto", y descartó la posibilidad de competir en otras disciplinas como los 400 metros.
"Eso no va a pasar más profesionalmente. No me gusta ir a una carrera y saber que voy a perder", dijo Bolt entre risas.
Asimismo, al ser preguntado sobre los recientes casos de dopaje que han sacudido al mundo del atletismo, Bolt dijo que se trataba de una "mala noticia para el deporte", y afirmó que él "trata de ser un ejemplo" y de demostrar que "puedes conseguir grandes cosas por ti mismo".
Por último, salió al paso de las declaraciones del exatleta canadiense Ben Jonhson -despojado de su oro en los Juegos Olímpicos de Seúl de 1988 por positivo en anabolizantes-, quien afirmó que "podría haber batido a Bolt" en el hectómetro, en una entrevista concedida la semana pasada a la BBC.
"Todo el mundo dice de todo para salir en los medios. Él nunca podría ser yo. Yo hice 9.58. No veo a Ben Johnson venciéndome algún día", sentenció Bolt.