lunes, 25 de abril de 2016

KIPCHOGE GANÓ EN LONDRES Y SE QUEDÓ A OCHO SEGUNDOS DEL RÉCORD MUNDIAL

JUANMA BELLÓN
AS.com

Demasiado rápido para hacer récord mundial. Así se podría resumir la carrera de Eliud Kipchoge y Stanley Biwott en la Maratón de Londres, que se la anotó Kipchoge con su potente rush final con 2h 03:05 (tope de la prueba británica), a escasos ocho segundos de la plusmarca que a duras penas retiene Denis Kimetto con 2h 02:57 (Berlín, 2014).
El cartel de la carrera ya era un escándalo. Alli estaba el resucitado mito Kenenisa Bekele, el campeón mundial Ghebrselassie y la plana mayor de la armada keniana con Wilson Kipsang, Eliud Kipchoge, Denis Kimetto y Stanley Biwott. Con esos bólidos, el cronómetro se disparó en el primer 10.000 con unos infartantes 28:37. Un ritmo suicida que se corroboró en la media maratón con 1h 01:24. Se proyectaba un récord mundial de 2h 02:48.
Pero no contentos con sus frenéticas zancadas, Kipchoge y Biwott dieron otra vuelta de tuerca a la carrera y demarraron. El emperador etíope Bekele se quedó, regresó, hizo la goma y finalmente desistió ante los intrépidos kenianos que pasaron el 30 en 1h 27:20, el paso sobre esta distancia más veloz jamás visto en una maratón. Pero en sólo cinco kilómetros se vinieron abajo (dentro de lo que cabe) y en el 35 el récord se había escapado.
Ya en el Big Ben, Kipchoge se había ido en solitario a la desesperada. En la entrada de Buckingham Palace, el keniano que en su día batió a El Guerrouj, se anotaba de nuevo (ganó el año pasado) la maratón de Londres, su cuarta major tras Berlín 2015 y Chicago 2014. 2h 03:05 marcó el reloj tras su sprint final. Es la segunda mejor marca de todos los tiempos, pero con el sabor de que tiene el récord mundial en las piernas. Biwott llegó en 2h 03:52 y Bekele fue tercero con 2h 06:38
En mujeres, ganó la keniana Jemima Sumgong con 2h 22:58. La africana se cayó durante la carrera, pero se repuso y batió con un sprint largo a la etíope Tigist Tufa (2h 23:03). Tercera fue Florence Kiplagat (2h 23:39).