domingo, 10 de abril de 2016

MANEL GONZÁLEZ: "LA LACRA DEL DOPAJE NOS HACE MUCHO DAÑO"

ÁNGEL CRUZ
AS.com

Manuel González ha sido el tercer y último candidato a suceder a José María Odriozola en anunciar sus intenciones, aunque ya se conocían previamente. Y también el único en presentarse junto a su equipo (ni Isidoro Hornillos ni Raúl Chapado han desvelado ningún nombre) y en hacerlo formalmente, en una rueda informativa y con un folleto con el programa y las personas que estarían encargas de llevarlo a efecto. Son estas: Alberto Ruiz (Periodismo, Educación Social y entrenador), Javier Arques (Derecho), Esther Lahoz (Actividad Física y entrenadora), Valentí Massana (Física, investigación y entrenador), Alberto Solanas (Gestión y marketing), Arturo Ortiz (Educación Física y entrenador), María Carbó (Actividad física y entrenadora), Florencio Gascón (Educación Física, organización deportiva y entrenador), Valentín Rocandio (Educación Física y entrenador) e Iván Rodríguez (Economía, Márketing y Relaciones Públicas).
Manel González nació en Lleida el 1 de noviembre de 1963. Fue olímpico en 4x400 metros en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984. Ha trabajado como delegado y, coordinador técnico y director deportivo del Club Muntanyenc Sant Cugat. Actualmente es vicepresidente del Consejo Sectorial de Deportes del Ayuntamiento de Sant Cugat y vocal de la Junta Directiva de la RFEA. Es arquitecto de profesión.

¿Qué le animó a dar el paso de presentarse a la presidencia de la RFEA?
Primero fueron comentarios con grupos de amigos, luego hablé con representantes de clubes, que me animaban y no dije que no, pero tampoco dije que sí. Hasta que me decidí y esto se ha convertido en uno de los proyectos más interesantes de mi vida.

¿Qué posibilidades cree que tiene de ser el próximo presidente?
Vamos a intentar ganar y pensamos que contamos con apoyos para hacerlo. Pero no se trata sólo de ganar, sino de construir, crear, aportar ideas, modernizar las cosas… Todos tenemos otras ocupaciones, pero todos tenemos presente al atletismo.

¿Qué opinión tiene de José María Odriozola, el actual presidente de la RFEA?
No quiero opinar. Nos hemos trazado una línea en este sentido. Nuestra misión es buscar un nuevo rumbo para tiempos distintos.

Pero, ¿qué opina de su larga gestión?
Ha hecho cosas buenas. Por ejemplo, ha profesionalizado la Federación y creo que en una situación económica difícil ha sabido salir del atolladero.

¿Y de la actitud federativa ante el dopaje?
Hay cosas que se han hecho bien y otras quizá no tanto, pero no tengo conocimiento de causa suficiente para opinar. Creo que el dopaje hay que afrontarlo desde la educación y dar información detallada a los más jóvenes. Hay que acabar con el ventajismo y el fraude y no asociar nunca el éxito con la trampa. No voy a vacilar nada en contra del dopaje. Soy tolerante, pero con el juego sucio, no. La lacra del dopaje nos está haciendo mucho daño.

Es usted vocal de la Junta Directiva de la RFEA, nombrado por Odriozola.
Nos eligió a Raúl Chapado y a mí, en mi caso por la gestión a nivel de clubes, y en el suyo por la labor de gestión a alto nivel, en las candidaturas olímpicas. Hemos aportado y hemos aprendido.

¿Qué planes concretos tiene para llevar a cabo si llega a la presidencia?
Hemos elaborado un decálogo que recoge los puntos clave del atletismo. Resumiendo mucho: revitalización integral de la RFEA, nuevo Plan Económico para el próximo ciclo olímpico, reforzar la figura del director técnico, potenciar el equipo nacional como razón de ser de la RFEA, romper moldes en el atletismo femenino, tomar conciencia del incremento de las carreras populares, modernizar a los clubes, llevar el atletismo a las escuelas públicas, potenciar la comunicación como herramienta estratégica, aumentar la colaboración con las Territoriales, mejorar la imagen corporativa de la RFEA, mejorar el marketing y la comunicación…

Me gustaría que me diese su opinión sobre tres personas claves en la RFEA. En primer lugar, José Luis de Carlos, director general.
Ha aglutinado todo el poder estratégico de la RFEA. Es una persona muy preparada, con mucha experiencia. Es una persona muy válida, como otras.

Manuel Villuendas, gerente, el hombre del dinero.
Creo que es un buen profesional y su plan para salir del atolladero económico ha funcionado.

Ramón Cid, el director técnico.
Seguirá en el puesto si ganamos. Nuestra relación es entrañable y es nuestro amigo. Es una excelente persona, perfecto conocedor del atletismo y tiene carácter conciliador. Le conozco de toda la vida. Es el mejor.

¿Qué opinión tiene sobre el futuro del atletismo español?
Hay gente muy joven con mucho talento. Si sabemos trabajar y si la RFEA está saneada económicamente, hay futuro.

Cuesta mucho conseguir patrocinadores…
Tenemos un proyecto importante de marketing y contactos con gente. Tenemos una esponsorización del 11% y hay que llegar al menos al 19%.