lunes, 16 de mayo de 2016

GATLIN GANA EN SHANGAI CON 9.94

ÁNGEL CRUZ
AS.com

Justin Gatlin, el estadounidense que ha sobrevivido a dos casos de dopaje, ha vencido con muchísima claridad en la segunda reunión de la Diamond League, dispuatada en Shanghai. Paró el cronómetro en 9.94 (viento nulo) y derrotó con absoluta claridad al qatarí de origen nigeriano Femi Ogunode, líder mundial de año con 9.91, al que superó desde el disparo a la línea final.
Gatlin había corrido este año en 10.02, el 8 de mayo en Kawasaki (Japón), con ligero viento contrario de 0,4 metros por segundo. Dio una excelente impresión, marca aparte. Esta listo para librar la gran batalla de la velocidad que se avecina. Usain Bolt correrá en la noche de este sábado al domingo en Islans Caimán, en su apertura de la temporada.
Ogunode fue segundo con 10.07 y tercero acabó el estadounidense Mike Rodger, en 10.10. Cuarta plaza para el Kim Collins, que a los 40 años hizo 10.17 y que este año ya ha corrido en 10.09. Atleta eterno. 
La carrera estelar del día era la de 110 metros vallas. Y fue accidentada. Orlando Ortega, el plusmarquista español nacionalizado (nació en La Habana)  fue eliminado por una salida nula, que protestó, sin éxito. El detector le registró 96 centésimas, cuando el mínimo son 100. Pocos minutos después también fue eliminado el estadounidense Aries Merritt, plusmarquista mundial y campeón olímpico, que fue operado el año pasado de un trasplante de riñón que recibió de su hermana LaToya. Intenta volver a la élite y acudir a los Juegos de Río. Pero ayer partió de los tacos en 96. También protestó y también sin éxito.
La victoria fue para el jamaicano Omar McLeod, con 12.98, a una centésima de su mejor marca personal. Es el único atleta en kla historia que ha bajado de los 13 segundos en las vallas y de los 10 en los 100 metros. Segundo puesto para su compatriota Hansle Parchment (13.12) y tercera para el chino Wenjiu Xen (13.34).
En los 800 metros fracaso estrepitoso del campeón olímpico, mundial y plusmarquista del mundo, el keniano David Rudisha, que acabó quinto. Se hundió en los últimos metros de carrera, tras ‘permitir’ que su compatriota Ferguson Rotich le adelantase por dentro: victoria con 1:45.68, marca nada reseñable. Peor aún la de Rudisha: 1:46.24. Carrera fallida para todos.
En 1.500 hubo tres mujeres por debajo de los cuatro minutos en los 1.500 metros, con victoria muy clara para la elegante Faith Kipyegon, que terminó en 3:56.82, récord de su país, además de liderazgo mundial. Le siguieron su compatriota Hellen Obiri (3:59.34) y la etíope Dawitt Seyaum (3:58.87).