lunes, 16 de mayo de 2016

RUSIA SE SIENTE "AVERGONZADA" DE LOS CASOS DE DOPAJE

EFE

"Estamos avergonzados" por los casos de dopaje en el atletismo ruso, declaró este el ministro de Deportes ruso Vitaly Mutko en el periódico Sunday Times, asegurando que harán "todo lo que sea humanamente posible" para que los atletas rusos participen en los Juegos Olímpicos de Riío.
"Se han cometido graves errores por parte de la dirección de la Federación Rusa de Atletismo, por los atletas y los entrenadores que han violado las reglas antidopaje y transgredido las reglas del juego limpio. Seamos claros, eso nos avergüenza", se lamentó el político ruso en el rotativo británico.
Esas excusas se producen tres días después de que el mismo Vitaly Mutko calificara de "absurdas" las acusaciones de dopaje dirigidas a los deportistas rusos de los Juegos Olímpicos de Invierno (Austral) de Sochi 2014.Rusia conquistó 33 medallas en los Juegos Olímpicos de Sochi, pero según el antiguo jefe del laboratorio antidopaje ruso, Grigori Rodtchenkov, hoy exiliado en Estados Unidos, cerca del 50% de las medallas serían ilegales.En una entrevista con el diario estadounidense New York Times, Grigory Rodchenkov aseguró que "decenas de atletas rusos, entre ellos 15 medallistas olímpicos" se beneficiaron de un sistema de dopaje supervisado por Moscú durante los Juegos de Sochi.
Este domingo Mutko se mostró menos reivindicativo: "En tres meses comenzarán los Juegos de Rio, uno de los mayores espectáculos deportivos, que reunirá a altetas llegados del mundo entero. Pero no de Rusia. En el estado actual de las cosas, la llama olímpica se encenderá el 5 de agosto en Maracaná y nuestros atletas no estarán ahí".
Los atletas rusos están suspendidos por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), desde noviembre, a raíz de la publicación de un informe elaborado por una comisión independiente de la AMA que denunciaba un sistema generalizado de dopaje en Rusia.
La IAAF tomará su decisión final en torno a la participación de los atletas rusos en Rio el 17 de junio en Viena.