lunes, 24 de junio de 2013

BALANCE DE LOS U.S. TRIALS 2013 (HOMBRES)


JOSÉ MANUEL MORENO. "OCHO CALLES".

Los trials de Estados Unidos, los genuinos, los que hemos seguido de toda la vida, siempre dejan un reguero de damnificados, descalificaciones, sorprendentes eliminaciones y muchas sorpresas. Esta vez no fue la excepción, con un valor añadido que lo convertirán en histórico cuando pasen los años: el brutal relevo generacional, en especial en las mujeres. 3 récords americanos, uno sobre todo, con un inmenso valor, el de la vallista Brianna Rollins, a solo cinco centésimas de uno de esos récords mundiales de la vieja guardia, ustedes me entienden.
HOMBRES.
Velocidad.
Una pena la ausencia de Ryan Bailey, que nos encantó la pasada temporada y al que le auguramos un extraordinario futuro y la nueva lesión de Walter Dix nos priva del mejor velocista americano entre 2008 y 2011 en cuanto a regularidad. Antes que nada, curiosa la estampa de ver las carreras de velocidad con la pista al "revés", para entendernos. Televisivamente, un desastre. En cuanto a marcas, un 10 para la USATF. Tyson Gay está probablemente en el mejor momento de su carrera, si no, no hubiera doblado en el 200. Por cierto, el error que comete en la curva durante su semifinal fue palmario e impropio en un corredor de su experiencia. Los americanos no quisieron pegarse un tiro en el pie, y miraron para otro lado. Menuda gracia le debe de hacer a Wallace Spearmon, por ejemplo. Gay es ahora el mejor del mundo. Ya se verá si puede con el gran Bolt en agosto. Va a exisitir un morbo impresionante ante las dos carrera que ya aventuro serán denominadas  "del siglo". Justin Gatlin está bien, con mucha moral tras vencer a Bolt en Roma, pero nunca dio la impresión de inquietar a Gay. No se vio tan a tope como para doblar como su compatriota. A Silmon, tercer integrante en los 100 metros del equipo americano, no le conocemos. Ya se verá si le puede la presión en Moscú, o si tiene raza competitiva. Mitchell y Young, otros dos jóvenes, serán quienes acompañarán a Gay esta vez en el 200, lo que pone de manifiesto el cambio de jerarquía en el atletismo estadounidense. La Shawn Merritt está otra vez como en sus mejores tiempos. Le vemos capaz de bajar de los 44 segundos, como hizo en Pekín 2008, y de mantener un duelo a muerte con la otra estrella de la especialidad, Kirani James. McQuay aunque con peor marca pareció más consistente que el año pasado y Hall hizo un gran tiempo en semifinales.
Medio Fondo.
Gran carrera de 800 metros. Duane Solomon cada año aparece con un mejor físico y aguantó la embestida final de Symmond. Huele alguno de los dos a medalla en la capital rusa, y más si se confirman los problemas físicos del gran Rudisha.
En el milqui, carrera previsible y lenta, con los tres primeros clasificados de rigor en los últimos años: Centrowitz, en muy buena forma, Manzano con su final demoledor de siempre y Lopez Lomong
Fondo
Dos carreras insoportablemente lentas en 5 y 10.000 metros. Bernard Lagat, definitivamente es de otro planeta. Sigue siendo el "finishers" de siempre, batiendo con rotundidad a Galen Rupp, que venció sin problemas la distancia superior.
Vallas
Había muchas dudas respecto al estado de forma del recordman mundial y campeón olímpico, Aries Merritt y las disipó a medias. Estará en Moscú, pero le quedan seis semanas durísimas para volver a ser un corredor de menos de 13 segundos. Seguramente no lo conseguirá y simplemente será un aspirante de los importantes al título mundial pero sin el favoritismo del año pasado. El veterano Ryan Wilson, un "jornalero" de las pistas, por fin tuvo sin recompensa, y a lo grande, marcón de 13.08 y campeón macional. Oliver también se vuelve a parecer al de 2010, y Richardson, como Merritt, ni fu ni fa.
En los 400 vallas se vio a un Michael Tinsley que sinceramente creemos va a ser el dominador de esta distancia en este período olímpico. Ganó con solvencia a un renacido Kerron Clement, dos veces campeón mundial y que parecía deshauciado y a un "Batman" Jackson que le ganó la partida a un Johnny Dutch que parecía muy en forma y que se queda fuera de los campeonatos del mundo.
Saltos
Mediocres saltos en hombres en general. En longitud no hay un sustituto claro para Phillips, que creemos honestamente está más bien para ir pensando en la retirada, a sus 35 años. Siete saltadores, eso sí, por encima de los ocho metros, aunque muchos saltos fueran con viento favorable excesivo. Los triplistas Claye y Taylor no consiguieron la clasificación. No se vislumbra un claro aspirante a medalla, aunque después de lo de Tomlinson, cualquiera sabe.
Walker ganó sin alharacas la pértiga y Claye demostró estar lejos de su mejor forma en su prueva favorita, el triple salto, siendo batido por el novato Omar Craddock. Kynard ganó con unos pobres 2,28 metros la altura, en la que solo pudo ser 9º el campeón mundial y por tanto clasificado de oficio, Jesse Williams.
Lanzamientos
Ryan Witting evidenció una vez más esta temporada que es el único lanzador en la faz de la tierra capaz de soltar la bola a más de 22 metros. Hoffa sigue a buen nivel, y los otros dos, serán nuevos en grandes eventos: Corey Martin y Zack Lloyd.
Ni Malone ni Rome estarán en Moscú, con otro cambio de guardia en disco, donde el podio estuvo formado por Brooks, Winger y Plummer, los cuales no estarán en la cita moscovita si no obtienen la mínima antes del 20 de julio. Buena final en jabalina,  con Dolezal  y Hunmphreys superando los 83 metros. Y en martillo, prueba en la que desde Lance Deal no cogen medalla los de las barras y estrellas, buena actuación principalmente de AC Kruger, superando los 75 metros.
Decatlón
El actual plusmarquista mundial y campeón olímpico Ashton Eaton estuvo toda la competición a medio gas, sin querer dar el máximo, pinchando claramente en pruebas como el salto de altura. Hardee se paseó en las pruebas que le interesaron, con su wild card en el bolsillo y Gunnar Nixon respondió magníficamente, siendo ahora mismo el tercer hombre del decatlón americano.
En definitiva, sobresalientes para Tyson Gay, Ryan Whiting y LaShawn Merritt, notables para Solomon,
Lagat, Wilson, Tinsley y Centrowitz y aprobados raspados para Rupp y en general para los ganadores en los concursos.