viernes, 28 de junio de 2013

MARIPOSA NEGRA


Óscar Fornet
El Mundo.es

Ryan Lochte descartó los 400 m. estilos, prueba extenuante, de su programa para los Mundiales de Barcelona e incluyó una menos exigente, los 100 m. mariposa, la carrera que durante tanto tiempo dominó Michael Phelps, aunque no con tanta claridad como la de 200 m. de la misma especialidad. Obtuvo su plaza Lochte (51.71 s.) al finalizar segundo en los Campeonatos de EEUU -los primeros desde 1998 sin la participación del genio de Baltimore-, en los que se reparten los billetes para el Mundial de Barcelona (19 de julio-4 de agosto), por detrás de Eugene Godsoe (51.66 s.), de 27 años y sin una sola presencia en unos JJOO.
Lochte, clasificado ya para los 200 m. libre y los 200 m. espalda, no fue el primer protagonista de la jornada en la piscina de Indianápolis. Tampoco Missy Franklin o Dara Vollmer. Fue un chico californiano de 16 años, afroamericano -raza poco propensa a dedicarse a la natación de manera profesional- quien recibió las mayores atenciones tras registrar 52.75 s. en la final B de los 100 m. mariposa, un tiempo que supera la marca de Michael Phelps con su misma edad (52.98 s. en 2001). Justin Lynch nadó 23 centésimas.
El tiempo de Lynch, nadador del Terrapins Swim Team, lo sitúa en el puesto 55º del 'ranking' mundial anual. Como Phelps, se inició en la natación influido por su hermana mayor, que compite para Pace University. "Es increíble ver hasta dónde puede llegar la natación", comentó después Missy Frankling cuando le preguntaron por el éxito del joven Lynch. "Después de 2009, tras la era de los bañadores [plásticos], la gente decía que los récords durarían años y años. Creo que eso nos empuja a todos, que decimos: 'Ah, ¿sí?. OK'. Eso nos ayuda a marcarnos un objetivo. Los nadadores están motivadísimos y ahora esos récords están cayendo".
Lynch se ha propuesto ganar la prueba en los 'trials' de 2016 para los JJOO de Río de Janeiro. Se rumorea desde hace tiempo un posible regreso de Phelps en la cita olímpica brasileña, aunque él siempre lo niega. A Barcelona quiere acudir como espectador, como leyenda viva de su deporte. ¿Se imagina Lynch al ídolo como compañero de equipo dentro de tres años? "No, no puedo", responde. ¿Y batir su récord mundial (49.82)? "Eso suena bien, pero sólo hay un Michael Phelps", matiza evitando comparaciones la nueva sensación estadounidense, capaz de batir a rivales seis o siete años mayor que él.

Comparativa Phelps vs. Lynch en los 100 mariposa

Progresión de Lynch
13 años – 58.29
14 años – 54.80
15 años – 53.74
16 años – 52.75
Progresión de Phelps
14 años – 55.78
15 años – 53.58
16 años – 52.98