jueves, 27 de junio de 2013

DOS POR UNO DE POWELL EN OSTRAVA


ELMUNDO.es

Séptimo en los trials jamaicanos de Kingston hace apenas una semana con una marca de 10.22, Asafa Powell se presentó en Ostrava con la intención de hacer un relevo y poco más. Fue la baja de su compatriota Usain Bolt, un clásico en la reunión de la República Checa, lo que le llevó a los tacos de salida de los 100 metros. Una posición que, pese a ganar con 9,97, debió visitar por segunda vez después de una salida falsa cuando menos peculiar.
Por la calle cuatro y sin mirar siquiera a los lados, centrado únicamente en su progresión hacia la línea de meta, el jamaicano no se percató de nada. Primero fue Kemar Hyman, de las Islas Cayman, en la calle 2. Después la calle 1. Más tarde la 3. Y así hasta cinco velocistas que ni siquieran llegaron a cruzar la línea final. Mientras, Powell se imponía con absoluta autoridad con un crono de 9,97 que suponía su mejor marca del año. Fue en ese momento cuando los jueces descalificaron a Hyman y mandaron al resto a los tacos de salida por segunda vez en el día.
Se impuso también el jamaicano en la segunda tanda. El registro fue mucho más discreto (10.06), pero suficiente para imponerse al velocista de San Cristóbal y Nieves Kim Collins (10.08) y al estadounidense Michael Rodgers (10.16).

Imponente Dibaba

La etíope Tirunesh Dibaba, multimedallista mundial y olímpica, brilló con el mejor tiempo del año en los 10.000 metros y récord de la reunión, 30:26.67, al superar a la keniana Gladys Cherono (30:29.23) y a su compatriota Belaynesh Oljira (30:31.44). Dibaba mejoró en 38 segundos el registro que obtuvo la estadounidense Shalane Flanagan (31:04.85) el 29 de marzo en Palo Alto. Pero no fue la etíope la única en rebajar la mejor marca del año en su modalidad.

La neozelandesa Valerie Adams, bicampeona olímpica, también lo consiguió en lanzamiento de peso, al mejorar su propio registro e instalarlo en 20,88 metros. Y todo ello en una reunión en la que Yelena Isinbayeba se impuso con 4,78 metros, su mejor registro del año, a la cubana Yarisley Silva, segunda con 4,72 y en la que, después de cuatro meses alejada de las pistas por lesión, reapareció la australiana Sally Pearson para ganar los 100 vallas con una marca de 12.67, octava mejor marca de la campaña.
En lo que respecta a la participación española, Natalia Rodríguez fue undécima en el 1.500 con 4:09.07, marca española del año aunque a 9 centésimas de la mínima B para los Mundiales de Moscú. Duodécima acabó Isabel Macías con 4:09.51. Además, Kevin López fue quinto en el 800 con la mejor marca española del año (1:45.01) y también acabó quinto, en su primer 5.000 del año, Sergio Sánchez, con 13.12.97, mínima A para los Mundiales de Moscú.

Triunfo de Beitia en Suecia

Mientras, en Sollentuna, la cántabra Ruth Beitia, actual campeona de Europa, se impuso, con una marca de 1,92 metros, en el salto de altura al superar el 1,92 en su segundo intento. Luego no pudo superar el listón situado en 1,96, un centímetro por encima de su mejor registro de la presente campaña. Previamente, la santanderina saltó a la primera en 1.80, a la segunda en 1,85 y a la tercera en 1,89. Por detrás de la plusmarquista española acabaron la ucraniana Oksana Okuneva (1,89) y la sueca Sofie Skoog (1,85).