martes, 30 de abril de 2013

ASHTON EATON: "ATLETAS COMO LEONEL SUÁREZ SON PELIGROSOS"

alt
Javier Clavelo / JIT

El campeón olímpico y recordista mundial de decatlón dice sentir mucho respeto por su rival cubano. Leonel lo ha acompañado en el podio durante las dos últimas principales competiciones de rango mundial.
El estadounidense Ashton Eaton, campeón olímpico y recordista mundial de decatlón, siente mucho respeto por su rival cubano Leonel Suárez, quien lo ha acompañado en el podio durante las dos últimas principales competiciones de rango mundial.
Para corroborar ello se refirió al mundial de Daegu 2011, donde el superó al caribeño por cuatro puntos para conseguir la plata. Leonel terminó tercero.
«Le gané por un margen estrecho. No me sentí mal por él pero pensé que estaría enojado porque le gané por pocos puntos. Pero se me acercó y me dijo “fue tremenda competencia”. Y me dije: a él le encanta competir. Si es cerrado, le encanta», indicó.
«Sentimos un respeto mutuo», comentó Eaton durante un reciente encuentro con periodistas internacionales como parte del proyecto “Un Día en la vida de”, de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF).
«El día de la victoria de la alemana (Betty Heidler) en el martillo (en Daegu), bajé y vi una mesa llena de atletas en la Villa. Salí con ellos, incluido Leonel, el pertiguista cubano (Lázaro Borges) y otros. Y a partir de ahí los respeto mucho más, no solo como atletas, sino también como personas», abundó.
«Atletas como Leonel son peligrosos. Peligroso es el atleta que pueda mantener una consistencia en todos los eventos. Nada espectacular que te llame la atención. Y en la jabalina lanza lejos y corre bien 1500 metros. Es el prototipo de decatleta. No súper rápido, con saltos y lanzamientos buenos», comentó sobre su rival cubano.
«Pero el decatlón está cambiando. Si corres más rápido y puedes saltar bien, tendrás un resultado superior», añadió.
Leonel posee el récord cubano y centrocaribeño con 8654 puntos, desde 2009. Y es el mejor en la jabalina entre todos los decatletas.
Comparado con los eventos individuales, el norteamericano estima que en las pruebas combinadas «nunca te sientes solo. Siempre recibes el ánimo de otros competidores».
Preguntado sobre su plusmarca mundial y el oro olímpico, el norteño siente que el primero fue más especial «pues lo logré en mi estado, donde entrené y competí en la Universidad de Oregón, en el en el aniversario 100 del decatlón moderno y con muchas personalidades presentes en Estadio Hayward», en Eugene.
Entre ellos los ex recordistas mundiales y campeones olímpicos Milt Campbell (1956), Bill Toomey (1968), Bruce Jenner (1976) y Dan O’Brien (1996).
«El oro olímpico era esperado después del record mundial», sostuvo.
Eaton sale como favorito para conquistar su primer título mundial al aire libre en Moscú el verano próximo. Leonel Suárez buscará su tercera presea consecutiva este nivel tras alzarse con la plata en Berlín 2009 y el bronce en Daegu 2011. En la capital alemana compitió Eaton en su primer evento de envergadura y concluyó en el puesto 18.
Ex saltador de longitud, Eaton llegó al decatlón por casualidad. Al terminar sus estudios preuniversitarios un entrenador lo vio en 2006 y le ofreció una beca en la Universidad de Oregón, su estado natal, en el noroeste de Estados Unidos.
El atleta de 25 años de edad admite que el hecho de haber practicado otros deportes como fútbol americano, béisbol (nueve años) y el taekwondo le ayudaron a crecer como atleta. «Ellos me enseñaron disciplina, ganar en confianza, ser entrenado, sacrificarme por mi equipo», aseguró.
«Mi mamá me permitió practicar todos estos deportes y ellos influyeron en mi formación», agregó.
Entre los 10 eventos del decatlón, Eaton prefiere la longitud y la pértiga.
Tras superar el tope mundial del heptatlón bajo techo en 2010, comenzó a interesarse por la historia y los atletas que dominaban su evento. «De mi entrenador aprendí de todos los grandes atletas americanos que me precedieron. Solo sabía sus resultados deportivos».
«Mis ambiciones nunca cambian. Es hacer lo mejor que puedo, pero nunca pienso en los puntos. El reto del decatlón es más mental que físico. En la práctica quieres ser bueno en todos los eventos. Lo bello del decatlón es que te da la oportunidad de superar a tus rivales en otras pruebas», aseveró.