martes, 16 de abril de 2013

TRAGEDIA EN EL MARATÓN DE BOSTON: AL MENOS TRES MUERTOS Y MÁS DE CIEN HERIDOS

 

José Manuel Moreno Rodríguez
As.com

Al menos tres personas murieron (una de ellas un niño de ocho años) y más de 140 resultaron heridas, diecisiete de ellas en estado crítico, al explotar dos bombas junto a la meta de la Maratón de Boston, disputada hoy en la capital de Massachussets. Según las primeras informaciones, procedentes de testigos presenciales, se escuchó una primera detonación leve en la misma meta a la que siguió 15 segundos después otra, a 50 metros, mucho más potente. La Policía, según el comisionado de la ciudad, Edward Davis, hizo detonar un tercer artefacto en las cercanías. Una cuarta explosión se registró junto a la biblioteca JFK, en otra zona de la ciudad, sin causar víctimas. Al principio se creyó que estaba relacionada con los atentados, extremo que luego fue desmentido.
El doctor Comm, médico de un hospital que atiende a 19 heridos, seis de ellos gravísimos, aseguró que muchos sufrieron amputaciones en el mismo lugar de la explosión. "Las heridas que he visto son similares a las de los atentados de Bagdad o a las que sufren los afectados por coches bomba en Israel", dijo, alimentando la teoría de que fueron dos bombas de fabricación casera las que provocaron la tragedia.
El presidente Obama fue informado de inmediato y se ordenó reforzar la seguridad en las zonas más emblemáticas de Nueva York y Washington, incluida el ala este de la Casa Blanca. La plaza frente a la que se encuentra la sede presidencial fue cerrada al tráfico. El aeropuerto Logan fue cerrado al tráfico durante unas horas. Obama ofreció al gobernador del estado, Devall Patrick, la colaboración del FBI y la Guardia Nacional. Patrick recomendó a los ciudadanos que no salieran a la calle y a los turistas que permanecieran en sus hoteles.
Las explosiones se registraron cuando habían transcurrido cuatro horas, nueve minutos y 17 segundos de carrera. Los ganadores, el joven keniano Lelisa Desisa y la keniana Rita Jeptoo, habían cruzado la meta dos horas antes.
La detonación se produjo en la intersección de las calles Boylston y Exeter, en la zona más concurrida y comercial de la ciudad. Las imágenes de televisión mostraron cómo algunos atletas se desplomaron por efecto de la onda expansiva, aunque la mayor parte de los heridos son espectadores. De inmediato, la Policía acordonó la zona y desvió a los corredores que faltaban por llegar hacia otra calle próxima. El hotel Fairmount Copley Plaza, muy cercano a la zona, fue evacuado.
Los cristales de varios edificios circundantes se vieron afectados por la brutal explosión. Algunas fuentes señalan que el origen de la deflagración fueron dos paquetes situados junto a la meta. Los servicios de espionaje norteamericanos investigan mensajes telefónicos recientes buscando pistas. También se examinan las mochilas que, en los momentos de pánico, muchos corredores abandonaron en las calles por las que transcurría la carrera.
La Maratón de Boston es un acontecimiento en la ciudad. Se celebra siempre en el Patriot Day, jornada  festiva, y reunió a 23.326 corredores de 96 países. 7.584 llegaron a la meta. Es la maratón más antigua del mundo (tiene 117 años). Noventa y un españoles estaban inscritos