sábado, 18 de enero de 2014

ASAFA POWELL IMPLICA AL MÉDICO DEL BAYERN




DAVID PALOMO

EL MUNDO.es

Le cortaron las alas y le han dejado sin viento que cortar. Asafa Powell, el velocista jamaicano, positivo por dopaje el pasado mes de junio, se ha visto de un día para otro en un escenario que en nada se parece al de los entorchados y los vítores, al de los Juegos Olímpicos. Esta semana ha estado declarando ante las autoridades de Jamaica, a las que trató de convencer de que no sabía el nombre de las sustancias que le dieron ni que éstas fueran ilegales. Eso sí, confesó haber recibido inyecciones y suplementos del preparador físico canadiense Chris Xuereb, con el que había trabajado esos meses. Pero la sorpresa viene por otro flanco.
Xuereb, dijo, no es el único que le vendió la moto. Según Asafa Powell, ya había recibido con anterioridad el mismo tratamiento por parte del médico del Bayern Múnich, Hans-Wilhelm Muller-Wohlfahrt, uno de los más prestigiosos de Alemania. En Baviera lo llaman cariñosamente el 'doctor milagros' por su rapidez para recuperar a los jugadores lesionados. Entre sus métodos destaca el de usar Actovegin, un concentrado de hematíes de mamíferos que está prohibido en países como Canadá o Estados Unidos y que tan sólo veta la Agencia Mundial Antidopaje en el caso de ser aplicado mediante inyección.
Hans-Wilhelm Muller-Wohlfahrt lleva más de tres décadas como médico del Bayern Múnich. En su larga carrera, ha tratado a leyendas del fútbol como Beckenbauer, Gerd Müller, Maradona, Owen, Ballack o Ronaldo, así como a Tyson Gay o Boris Becker, estos últimos con algún borrón en su historial. Lo que no lo libra de las críticas de otros. De hecho, Pep Guardiola, según algunos medios alemanes, tuvo algún intercambio de opiniones con él a cuenta de la operación de Schweinsteiger.
A falta de confirmar la información, el atleta también reconoció que fue su agente, Paul Doyle, quien le recomendó los servicios de Chris Xuereb, que le suministró nueve suplementos, entre ellos el Ephiphany D1, que incluye oxilofrina, un estimulante prohibido. Lo tomó la misma mañana del control.
Asafa Powell pone una mácula a una carrera lustrosa. Considerado uno de los mejores velocistas de la última década, exrécordman mundial, fue oro en el 4x100 de los Juegos de 2008 y en el Mundial de 2009. Con 31 años, llegar a la meta pasa por ser declarado inocente, en ningún caso por lograr batir otra marca.