martes, 14 de abril de 2015

MARHOUM SUSPENDIDO POR UN POSITIVO POR EPO

EFE

Mohamed Marhoum, actual campeón de España de cross, se encuentra suspendido cautelarmente por dopaje tras dar positivo en un control practicado por la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD), informaron a EFE fuentes cercanas al caso.
El JCOE Guadalajara, club al que pertenecía el atleta de origen marroquí, solicitó hace varias semanas su baja a la Federación por el incumplimiento reiterado de las normas.
"Hace varias semanas que pedimos por escrito su baja a la Federación porque no cumplía las reglas. Había mucho malestar en el club porque se iba a Marruecos frecuentemente y apenas entrenaba con nosotros", explicó a EFE Jesús Peinado, director técnico del club.
Peinado asegura que "las relaciones con Marhoum en los últimos tiempos eran prácticamente nulas".
"No tenemos ninguna notificación de la AEPSAD y apenas ha tenido contacto con nosotros en el último mes. Se iba a Marruecos durante semanas y luego aparecía por aquí, así que le dijimos: 'Lo sentimos mucho, pero no puedes seguir aquí'. Apenas estaba aquí seis o siete días al año y se entrenaba por su cuenta".
El 15 de marzo pasado, cuando ganó el campeonato de España de cross en Alcobendas (Madrid), compitió por última vez con el club JCOE Guadalajara. En aquella carrera llegó segundo a la meta, por detrás del marroquí Ilias FIFA, que no contaba para el título por su condición de extranjero.
Si se confirma el positivo (por EPO) de Marhoum, el título de campeón de España recaería en Toni Abadía, que se clasificó tercero.
Pese a su condición de campeón de España, Marhoum no fue incluido en la selección española para los Mundiales de cross de China porque su analítica arrojaba resultados anormales. Se anunció su baja por razones médicas y el propio atleta alegó que no podía competir por una gripe.
Tampoco pudo competir el pasado sábado en el campeonato de España de fondo en pista, en Huelva, para el que estaba inicialmente inscrito.
La Federación Española de Atletismo, que carece ya de competencias en materia de controles de dopaje en España -salvo aquellos preceptivos para la homologación de récords o percepción de becas-, recibió un aviso verbal la semana pasada sobre este caso, que está siendo investigado por la AEPSAD.
La normativa establece que, desde el control positivo, la AEPSAD suspende cautelarmente al deportista y dispone de un plazo de tres meses para decidir, momento en el que comunicaría su resolución oficial a la Federación Española.