martes, 21 de abril de 2015

PHELPS CIERRA SU REGRESO CON UNA VICTORIA EN LOS 100 LIBRE

EFE

El nadador estadounidense y campeón olímpico Michael Phelps completó su participación en la cuarta competición de la Series Arena Pro Swim, que se disputó en Mesa (Arizona), con un nuevo triunfo al ganar la prueba de los 100 metros libre.
Phelps, una vez más, tuvo como gran rival en la prueba a su amigo y compañero olímpico Ryan Lochte, que 20 minutos antes le había superado en la de 200 metros estilos.
El ganador de 22 medallas olímpicas, 18 de oro, que ya ha confirmado que trabaja de cara a estar en los próximos Juegos de Río de Janeiro 2016, no pudo con Lochte en la prueba de los 200 metros y se tuvo que conformar ser tercero al marcar un tiempo de 2:00.01.
Lochte dominó de principio a fin la prueba y estableció un registro de 1:58.70, mientras que el también medallista de oro olímpico Conor Dwyer quedó segundo con un crono de 1:59.4.
Phelps no se sintió afectado por la derrota ante Lochte en el primer duelo de la noche y respondió con su mejor clase y poder en la de los 100 metros libre, que surgió desde el octavo puesto al primero en los últimos 50 metros y completó la prueba con un tiempo de 49.72 que lo dejaron ganador.
Tan solo cinco centésimas de segundo separaron a Phelps de Lochte a la hora de tocar la pared de la piscina de las instalaciones del Skyline Aquatic Center, de Mesa.
Phelps que en la primera jornada del jueves también había ganado y superado en la recta final de la prueba de los 100 metros mariposa a Lochte, admitió que la noche del sábado había sido la mejor de todas.
"Esta noche fue la mejor de noche que he tenido en esta piscina desde que estuve aquí mismo hace un año", declaró Phelps al concluir su participación. "Sentí esa punta de velocidad que no había sentido antes y eso me llena de satisfacción, porque creo que es un gran punto de partida".
A sus 30 años, el nadador de Baltimore espera llegar a Río de Janeiro en plenitud de forma para seguir incrementando su palmarés de medallas en lo que serán los quinto Juegos Olímpicos consecutivos que dispute.
Phelps, que concluyó el pasado 6 de abril la sanción de seis meses con la que fue castigado por la Federación Estadounidense tras ser detenido por conducir bajo los efectos del alcohol, también dijo que no estará con el equipo de Estados Unidos en los próximos Campeonatos del Mundo que se van a celebrar en el mes de agosto.