viernes, 19 de agosto de 2016

ASHTON EATON SE EQUIPARA CON MATHIAS Y THOMPSON

EFE

El estadounidense Ashton Eaton se equiparó con dos históricos del atletismo universal, su compatriota Bob Mathias y el británico Daley Thompson, y alcanzó como ellos su segundo oro olímpico seguido en decatlón.
El título de atleta más completo en estos últimos años tiene un dueño indiscutible. Eaton ha conseguido desde 2012 los títulos mundiales al aire libre en Moscú'13 y Pekín'15, en pista cubierta de heptatlón en Estambul'12, Sopot'14 y Portland'16, así como los olímpicos en Londres y en Río.
Con ello se une a esos dos mitos de las pruebas combinadas que fueron Mathias, bicampeón en Londres'48 y Helsinki'52, y Daley Thompson, ganador en Moscú'80 y Los Angeles'84.
Con 28 años, el norteamericano cumplió con la condición de favorito, aunque tuvo sus momentos de complicación. Por ejemplo, en la pértiga estuvo cerca de poner en peligro su triunfo por la presión del francés Kevin Mayer.
Estuvo cerca del k.o. con el listón a 4,90. No haberlo superado le habría dificultado su objetivo. Pero ahí demostró sus dotes competitivas y superó la altura al tercer salto, lo mismo que hizo para rebasar 5,10, mientras que los 5,20 los superó al segundo.
Esta marca le concedió mantener una ventaja de 124 puntos, sobre Mayer a falta de la jabalina y el 1.500. Pero en el lanzamiento, el galo, tras el primer intento, se llegó a poner líder.
Ashton sobrevivió con un tercer tiro de 59,77 metros, con lo que llegó a la prueba final con 44 puntos de diferencia sobre Mayer, que lo intentó en los 1.500, pero Eaton le comenzó marcando y acabó por superarle para vencer con 8.893 puntos.
Con dicho registro igualó el récord olímpico que ostentaba desde Atenas 2004 el checo Roman Sebrle.
Mayer se colgó la plata con 54 puntos menos, 8.834, nuevo récord francés, y el canadiense Damian Warner, subcampeón mundial, ganó el duelo particular al alemán Kai Kazmirek para colgarse el bronce por 8.666.
El cubano Leonel Suárez, bronce en Pekín y Londres, tuvo que conformarse en esta ocasión con la sexta posición con 8.460, su mejor marca de la temporada.
El español Pau Tonnesen, tras un discreto inicio del decatlón (fue último en 100 con 11.32; 15 en longitud con 7,33; 22 en peso con 13,69; 14 en altura con 2,01; 26 en 400 con 50.81; 21 en 110 m.v. con 14.99) progresó merced al disco (séptimo con 46,31) y la pértiga (tercero con 5,20).
En la jabalina acabó decimoséptimo con 60,15, lo que le situó decimosexto con 7.341, pero los 1.500 le hicieron retroceder al decimoséptimo puesto con 7.982 puntos.
Tonnesen había acreditado esta temporada 8.107 y tiene como mejor marca personal 8.247 desde 2015. Al menos mejoró una plaza respecto a los Mundiales de Pekín, donde fue decimoctavo.