viernes, 12 de agosto de 2016

MANUEL Y OLEKSIAK COMPARTEN EL ORO

El País.com

Cate Campbell buceaba primera tras pasar los primeros 50 metros de la final de los 100 libres. La australiana, máxima favorita para llevarse el oro, había salido rapidísima. Nadaba por debajo del récord del mundo. Cumplía todas las expectativas y alcanzarla a tal ritmo se antojaba complicado, pero se desinfló. La australiana pagó muy cara su suicida estrategia y dos jovencísimas nadadoras, Penny Oleksiak y Simone Manuel, olieron la sangre y el oro. Y lo ganaron superando a Cate, fuera incluso del podio, a su hermana Bronte y a la sueca Sjostrom.
Oleksiak y Manuel pararon el crono juntas a los 50.70 segundos. Las dos batieron el récord olímpico y se llevaron el oro con unos últimos 50 metros sobresalientes. La canadiense de 17 años voló en último largo. Lo completó solo en 27 segundos, pasó de la séptima posición en el primer viraje a dar caza a Cate, dejarla atrás, superar a Sjostrom, quien se tuvo que conformar con el bronce (52.99), y aguantar el ritmo de Manuel, que devolvió el trono a Estados Unidos en una prueba que se le resistía desde Los Ángeles 1984.
Precisamente, en aquellos Juegos dos norteamericanas, Carrie Steinseifer y Nancy Hogshead compartieron el primer escalón del podio en el hectómetro. Oleksiak, una nadadora nacida en el 2000 que se lleva cuatro metales de Río, y Manuel han vuelto a hacerlo.