viernes, 29 de marzo de 2013

KENIA, BAJO SOSPECHA

ÁNGEL CRUZ
AS.com

La Federación Internacional de Atletismo establecerá un laboratorio antidopaje temporal en los campos de entrenamiento de Kenia, en el Valle del Rift, con capacidad para realizar análisis de sangre. Es la respuesta a las sospechas que alberga sobre algunos atletas de la máxima potencia mundial en mediofondo y fondo. Las zonas de entrenamiento en Eldoret, en el Valle del Rift, están ahora bajo vigilancia.
Hasta el momento, hacer análisis sanguíneos fiables allí, en un lugar casi remoto, era casi imposible. Resulta dificultoso transportar las muestras al laboratorio del Comité Olímpico Internacional en Lausana (Suiza), en menos de las 36 horas que es el tiempo exigido. "Si los atletas no pueden estar cerca del laboratorio, acercaremos el laboratorio a los atletas", ha dicho Thomas Capdeville, del departamento antidopaje de la IAAF. Los análisis de sangre son básicos para detectar el suministro de EPO o de hormonas del crecimiento.
Este organismo vigila a Kenia desde hace algún tiempo. Ya antes de los Juegos de Londres 2012, la televisión alemana ARD emitió un reportaje en el que mostraba que el dopaje se había establecido en los campos de entrenamiento.
Por su parte, Hajo Seppelt, un periodista alemán free-lance, demostró en un reportaje con cámara oculta que el consumo de sustancias prohibidas estaba muy extendido en la zona, EPO incluida. "En Kenia hay una especial cultura de la carrera, pero el país tiene un problema de dopaje, como otras naciones líderes del atletismo".
Seppelt se hizo pasar por representante varios meses en Kenia y tomó contacto con un especialista en medicina deportiva local. "Nos mostró una gráfica de valores sanguíneos con el nombre de Pamela Jelimo (campeona olímpica de 800 en Pekín 2008), mencionó las sustancias que podía proporcionar a nuestros atletas y nos mostró un laboratorio en el patio trasero de una casa, equipado para manipular sangre", contó el periodista a athleticsillustrated.com.
En estos momentos ocho atletas kenianos figuran como castigados por dopaje en las listas de la IAAF. Esa cifra supone que es el quinto del mundo en este aspecto, empatado con China, y por detrás de India (52 casos), Rusia (33) y Estados Unidos y Ucrania (10).
Hay otros tres casos sancionados, pero que aún no figuran en las listas. Se trata de Nixon Kiplagat, Moses Kiptoo Kurgat y Wilson Loyanae Erupe, vencedor el año pasado en la maratón de Seúl con un gran registro de 2h 05:37, que dio positivo con EPO.
Matthew Kisorio, que fue cazado con norandrosterone, declaró que el dopaje está muy extendido en Kenia. "Los doctores abren una farmacia y dicen que venden medicamentos legales, pero... La federación lo conoce; es un problema que viene de lejos". Kisorio fue cuarto en los Mundiales de cross de Punta Umbría 2011.
Hace unos días la IAAF anunció que existían anomalías en el pasaporte biológico de 17 atletas. Entre ellos, se especula que habría kenianos.