viernes, 4 de marzo de 2016

CÉSAR PÉREZ: "SU EXENTRENADOR DENUNCIÓ A MARTA AL DEJAR DE LUCRARSE"

ANDRÉS ARMERO
Marca.com

En el camino a los Juegos de Pekín, un accidente de moto le obligó a retirarse del atletismo. En el ciclo olímpico de Londres, ya como entrenador, condujo a Marta Domínguez al cielo en Berlín 2009 antes de conocer el infierno. César Pérez (Madrid 1975) se cita con MARCA en otro año olímpico tras un lustro alejado de los focos.
PREGUNTA. ¿A qué se ha dedicado todo este tiempo?
RESPUESTA. A lo mismo, pero con gente amateur: entrenamientos personales, preparación física y fisioterapia. Entreno a toreros, actrices... Respecto al atletismo profesional, echo una mano puntualmente a mi amigo Juan Pineda, mánager de atletas, que me ha apoyado siempre.

P. ¿Por qué se ha desvinculado del atletismo de élite?
R. No me apetecía nada seguir. He tenido propuestas de atletas, sobre todo, al principio. No creo que vuelva a trabajar en España con atletas de élite, al menos en el corto plazo.

P. ¿Cuándo comienza a entrenar a Marta?
R. Estando lesionado para Pekín, recibí una llamada de Marta para decirme que quería probar los obstáculos. Me pidió que colaborase con ella en la parte técnica y asesorase a Mariano [su entrenador durante dos décadas] para la ría y los obstáculos.

P. ¿Cómo es Marta?
R. Como atleta, la más profesional, constante, trabajadora y luchadora que conozco;y la que tiene más calidad. Consigue lo que se propone. El mundo se ha perdido a una gran maratoniana. Como persona, una de las mejores que conozco. Siempre ha luchado por los derechos de los compañeros. Por eso, cuando pasó todo lo que pasó, nos quedamos un poco perplejos.

P. ¿En qué momento se empieza a torcer todo?
R. Siempre he pensado que el punto de inflexión para que hayan ido contra Marta de la manera que han ido ha sido a raíz de meterse en política. Es una opinión personal. Creo que los demás hemos sido víctimas colaterales. No por ser César Pérez han ido a por mí, sino por ser su entrenador, porque iban contra ella.

P. ¿Qué dicen los tribunales de usted?
R. Las dos veces que han ido contra mí [en las operaciones Galgo y Skype] no ha llegado al juicio. En la instrucción se me ha absuelto en ambas. Y en la única demanda que he interpuesto hasta el momento, tengo otras dos pendientes, se me ha dado la razón. Han condenado al exentrenador de Marta, Mariano Díez, a pagarme 12.000 euros por injurias y daños contra el honor [como refleja el fallo al que ha tenido acceso MARCA en el que se condena a Mariano Díez por llamar a César Pérez "camello de la Blume" en una entrevista a Europa Press en 2010]. De lo que se me ha intentado acusar, he salido absuelto; y, cuando yo he demandado a alguien, ha salido culpable.
P. ¿De dónde surge esta guerra con Mariano Díez?
R. Mi opinión es que el giro lo dio cuando dejó de lucrarse, de percibir la ayuda económica de Marta. De hecho, durante dos años él estuvo callado porque seguía cobrando la beca, aunque yo entrenase a Marta. Es algo que la gente no sabe. Marta es una persona muy agradecida y, después de más de 20 años con su entrenador, cuando tomó la decisión de dejarlo, le mantuvo dos años la beca ADO, por lealtad. Marta y yo llegamos a un acuerdo económico, en el que ella me pagaba de su bolsillo, y la beca iba para Mariano. Cuando Marta empezó a cobrar la beca de campeona del mundo, que la ganó conmigo, ya pasé yo a cobrarla. Ahí es cuando Mariano habló de Marta, la denunció y todo dio ese vuelco. Fue cuando dejó de lucrase, de ganar dinero. ¿Por qué? Supongo que por rabia, rencor... No lo sé.

P. ¿Por qué tomó el caso esas proporciones gigantescas?
R. No tengo ni idea de por qué se va contra lo mejor que hemos tenido siempre. Hay que tener más humanidad, humildad y corporativismo y, por lo menos, primero escuchar, luego ver y valorar. Aquí ha sido al revés. Ha sido un juicio mediático. Eso es lo que más daño hace. Ya te condenan, ya da igual lo que diga un tribunal, que me den la razón, que me den 12.000 euros... El daño ya está hecho y es irreparable. Entiendo las dudas del público, las crean la prensa o las instituciones que van a por ti, falsificando las pruebas o contándolo a su manera.

P. ¿Qué argumentos tienen los que señalan a Marta?
R. Sin haber pruebas, se ha escuchado a unos peritos, que ponen quienes la juzgan, y la han sancionado cuando nunca ha dado positivo. Pero cuando llevan seis años detrás de una persona y quieren cargársela, lo van a hacer. Lo han hecho de la manera que han podido, para mí, sin pruebas.

P. ¿Qué argumentos tienen los que la defienden?
R. Hay 1.000 razones para creer en Marta. Si la conoces y ves sus valores, crees en ella en todo momento. A los que no la conocen, uno de los datos que refleja su trayectoria es que desde que era júnior, desde que se puso unas zapatillas, no se bajó de un pódium. Nunca. Haya entrenado con quien haya entrenado. ¿Por qué se iba a dopar en el 2009 si ya había sido subcampeona del mundo dos veces y medalla en los Mundiales desde que era júnior, desde los 15 años...? ¿Qué pasa, que con 15 años se dopaba? Lo que no tiene ninguna lógica es que una persona que ha estado 22 años a su lado, como su exentrenador Mariano, y la ha defendido y apoyado, cambie su versión de la noche a la mañana. Eso es lo que no tiene sentido. Lo que sí tiene sentido son 22 años de trayectoria al más alto nivel, haya entrenado conmigo o con quien sea. Marta no se ha dopado nunca; ni yo la he dopado, ni se ha dopado antes de entrenar conmigo, ni se dopará en la vida. Es mi opinión.

P. ¿Y la de los medios?
R. Tienen un papel importante, pero pueden ensalzarte o destruirte. Yo me he visto obligado a dejar la preparación de opositores por el linchamiento. Y he perdido otros proyectos cuando ya me habían seleccionado. De mí se ha dicho hasta que no tengo el título de entrenador. No sólo tengo el título en España, sino también en Estados Unidos.

P. ¿Qué es lo último que ha visto de atletismo de élite?
R. Pues el maratón de Berlín, cuando se batió el récord del mundo, y después, por casualidad, no sé si fue el destino, vi la final de los 3.000 obstáculos del último Mundial.

P. ¿Es cierto que Reyes era mejor que El Guerrouj?
R. Soy uno de los que ha dicho que Reyes Estévez tenía más calidad incluso que él. Creo que podía haber durado más, pero se lo cargaron. Dio exhibiciones desde júnior.