domingo, 6 de marzo de 2016

TOBALINA BATIÓ A VIVAS Y CONSIGUIÓ LA MÍNIMA PARA PORTLAND Y RÍO

JUANMA BELLÓN
AS.com

Hubo hasta una ola. Más de 2.000 personas se reunieron en la nueva pista cubierta de Madrid para los Campeonatos de España. La fiesta del atletismo tuvo su choque estrella en el círculo de peso masculino, donde el estilo rotatorio de Carlos Tobalina superó por primera vez en unos Nacionales a la técnica lineal de Borja Vivas.
Comenzó pegando Tobalina, con 20,43, pero tenía reservado otro mazazo de 20,50, en el cuarto intento, que le daba un billete directo a los Mundiales de Portland y a los Juegos de Río... y también muy justo. La mínima era 20,50. Su regular temporada tendrá recompensa con un viaje a Estados Unidos y la ruptura de la hegemonía tiránica de Vivas, que había ganado todos los Campeonatos desde 2009 a 2015. El malagueño, con su lanzamiento en línea, se quedó en 20,19 en su último intento, dolido con la derrota, pero feliz con “compartir habitación en Portland” con su amigo Tobalina. Borja ya había lanzado 20,72 esta temporada.
Las dos finales del anillo, que se calentó con la sencilla clasificación de Olmedo en 1.500 o la exhibición de Kevin López en 800, fueron las de 3.000. En la de chicos, el ritmo salió muy lento (a 2:55 el 1.000), algo que no gustó al crossero Dani Mateo que pegó un demarraje en solitario (5:37 el 2000) que duró hasta que quedaron 600 metros. Allí se pusieron en acción Víctor García y Carlos Alonso… que no repararon en el peligro que suponía tener detrás a Ayoub Mokhtar, alcarreño de 19 años, que se colgaría la medalla de oro absoluta en los cuadros finales. En la carrera femenina, Nuria Fernández, a sus 39 años, batió a la júnior Celia Antón, que tiró muy brava hasta los dos kilómetros.
El duelo de triple, entre Ana Peleteiro y Patricia Sarrapio, se solventó para Peleteiro, pero su registro se quedó en 13,80 (había saltado 13,91), lejos de la mínima para los Mundiales de Portland (14.20)
En las vallas, las bajas por lesión de Orlando Ortega y Yidiel Contreras fueron acicate para Jackson Quiñónez, un competidor nato de ya 35 años, que aprovechó ese vacío para anotarse su noveno título nacional. Cerró la fiesta Estela García, con su victoria en los 60 metros (7,41) y… el público se marcó otra ola. El domingo más.