miércoles, 20 de febrero de 2013

LA POLICÍA HALLA INYECCIONES DE TESTOSTERONA EN EL DORMITORIO DE PISTORIUS


REUTERS

La Policía encontró inyecciones con restos de testosterona en el dormitorio del atleta olímpico, Oscar Pistorius, la noche en la que asesinó a su novia, la modelo Reeva Steenkamp, según ha declarado uno de los investigadores durante la segunda sesión del juicio. "Encontramos dos cajas de testosterona y jeringas en su dormitario", ha asegurado.
Este fin de semana varios medios aseguraban que Pistorius se dopaba y por eso presentaba comportamientos agresivos. El diario británico 'The Sun' revelaba el hallazgo de esteroides prohibidos en el dormitorio del atleta, junto a indicios de que podría haber ingerido grandes cantidades de alcohol la noche en que supuestamente asesinó a su novia de cuatro disparos.
Además, la Fiscalía ha presentado un testigo que escuchó como la novia del atleta gritó 'no dispares' segundos antes de que se escucharan los cuatro tiros que disparó Pistorius y que le costaron la vida a Reeva Steenkamp, según ha relatado el fiscal.
La Fiscalía además ha acusado a Pistorius de posesión ilegal de armas, después de que la policía encontrara en su casa una pistola del calibre 38 y munición para la que carecía de licencia y que no tenía registrada.
Uno de los disparos impactó en la cabeza de la modelo, otro en la cadera y otra bala se alojó en un brazo, según las pruebas del fiscal.
Según el testigo que escuchó los gritos, entre las 02.00 y las 03.00 horas de la madrugada oyó una fuerte discusión entre la pareja. Una versión que contradice con lo asegurado por el deportista, el cual declaró que no había habido ninguna pelea entre ellos y que se acostaron a las 22.00 horas de la noche.
En la sesión de este martes, el fiscal Gerrie Nel acusó al deportista sudafricano de "disparar y matar", de forma premeditada, "a una mujer inocente y desarmada", según ha informado la cadena local eNCA.
La novia se había escondido en el baño tras una supuesta discusión, según la versión del fiscal.
El deportista rechazó ayer, en una declaración jurada leída por su abogado, Barry Roux, la acusación de "asesinato premeditado" de Steenkamp formulada por la fiscalía.
"No logro entender cómo he podido ser acusado de asesinato, por no hablar de asesinato premeditado, porque no yo planeé asesinar a mi novia Reeva Steenkamp", afirmó Pistorius ante el Tribunal de la Magistratura de Pretoria.
El deportista explicó que mató a su novia a través de la puerta cerrada del baño, pensando que disparaba a un intruso que había entrado en la casa.
Pistorius, que este verano en Londres se convirtió en el primer atleta con las dos piernas amputadas en competir en unos Juegos Olímpicos, garantizó al tribunal que no escapará de Sudáfrica si le es concedida la libertad provisional bajo fianza.