viernes, 26 de febrero de 2016

BEITIA: "EL ÚNICO SUEÑO QUE ME FALTA ES UNA MEDALLA OLÍMPICA"

 
ANDRÉS ARMERO
Marca.com

"¡Quién me iba a decir que en esta segunda vida volvería a competir en Madrid!". Ruth Beitia (Santander, 1979) regresa a una prueba bajo techo en la capital 11 largos años después. Muchas cosas han cambiado desde el Europeo de 2005, la última cita indoor celebrada en la ciudad. Sólo una verdad permanece inalterable al paso del tiempo: la cántabra sigue siendo la reina de la pista.La instalación de Gallur se pone de largo en la Reunión Internacional Villa de Madrid que se disputa esta tarde y nadie mejor que Beitia para darle la bendición. "Que la capital de España no tuviera una pista de atletismo... Se ha hecho un trabajo arduo y se ha conseguido", introduce una atleta que celebra una extraordinaria noticia para su deporte:"Tenía muchas ganas de saltar delante de mi público y de que el atletismo en pista cubierta regresara a Madrid".Ya no será en el antiguo Palacio de los Deportes, donde fue plata en aquella cita continental en 2005, sino en La Latina, pero Ruth está con la fuerza y la simpatía de aquellos días. "No es un dato que me guste dar; pero, si saltase 1,97, igualaría el récord del mundo veterano.., Y, si hiciera 1,98, lo batiría", explica con su eterna sonrisa. "Es una anécdota graciosa, pero, para estar en el Mundial indoor de Portland al 100%, hay que hacer ese récord del mundo".
Ramón Torralbo, su entrenador, se encarga de escribir el guion de una segunda vida a la que el atletismo español debe gran parte de sus últimos galardones. La actriz principal de La Roja goza de la admiración de aquellas que, como ella, se han lanzado a conquistar el mundo:"Somos rivales y compañeras y estamos en un pañuelo. Nunca infravaloro a ninguna, pero tampoco las subo a los altares".
La santanderina no se cansa de agradecer al cielo su sino:"Jamás pensé que volvería a tener la ocasión de estar en otros Juegos. Voy a ir porque me encuentro al 100%, si no, no tendría razón de ser". Ya no sabe cuándo ni dónde, "lo plantearemos después de Brasil", pero sí cómo será su adiós. "Quiero retirarme en lo más salto", afirma. "Lo que es verdad y digo claramente... Es la última oportunidad para conseguir lo único que me queda en este deporte como sueño: una medalla olímpica".La reina de las alturas será la estrella del Villa de Madrid de hoy y del Campeonato de España indoor -5 y 6 de marzo- que se celebrarán en una pista de Gallur que perfila los últimos detalles. En la reunión internacional, la cántabra no compartirá protagonismo con Orlando Ortega, que será baja tras su lesión en Berlín, cuando trataba de batir su plusmarca española de 60 metros vallas. El atleta de origen cubano decidirá la semana que viene si compite en el gran evento nacional bajo techo.

Las princesas del triple
Madrid ofrecerá de manera paralela historias apasionantes. Entre ellas, destaca el cuento de hadas del triple salto femenino, prueba en la que la venezolana Yulimar Rojas, discípula de Iván Pedroso, llega como líder mundial con 14,69 metros y sólo 20 años. Allí estarán también Patricia Sarrapio y Ana Peleteiro, con las mismas ganas de volar. En lanzamiento de peso, Carlos Tobalina aprieta los dientes para hacer ocho centímetros más que los 20,42 metros que firmó en Sabadell la semana pasada por partida doble. El alumno de Burón busca la mínima para el Mundial indoor de Portland, que se disputa del 17 al 20 de marzo. Más tranquilos, por tener asegurada su presencia en Oregón, correrán en Madrid Ángel David 'El Pájaro' Rodríguez, en 60 metros, y Manolo Olmedo, que participará en 800 metros en el mitin y en 1.500 en la cita planetaria.Gallur disfrutará de grandes atletas del panorama internacional, como la saltadora italiana Alessia Trost, otra de las rivales de Beitia para Río. Ese lugar al que Ruth prometió "volver algún día" en el Campeonato Iberoamericano del 2000. El cielo de Brasil la ha estado esperando.