martes, 2 de febrero de 2016

QUIÑÓNEZ: "NECESITAMOS OTRO FERMÍN CACHO, EL ATLETISMO AGONIZA"

ANDRÉS ARMERO
Marca.com

Jackson Quiñónez luchará en verano por llegar a sus cuartos Juegos consecutivos. Su valentía es digna de elogio tras jornadas maratonianas en las que el atleta compagina sesiones en el tartán con su profesión de entrenador personal. El de Esmeraldas es, a sus 35 años, uno de los mejores ejemplos posibles para los jóvenes. "Yo he tenido la suerte de coger una etapa bonita en este deporte y espero que vuelva. Ahora necesitamos urgente a un Fermín Cacho de la época; el atletismo está caduco, agonizando, necesitamos que vengan patrocinadores", explica Jackson.Por ello, la presencia de ídolos que lleven al atletismo español a lo más alto siempre es bienvenida. "Eso es muy bueno para todos. Nos beneficia mucho más de lo que nos perjudica", apunta. "De un año para otro, las vallas han cogido un nivel brutal: Orlando Ortega, Yidiel Contreras, Javi López, Javier Colomo, yo...".La escuela cubana Quiñónez se rinde ante la calidad de Orlando Ortega, un atleta que cree que le arrebatará "los dos récords de España" de 60 y 110 metros vallas. "Quizá el de pista cubierta le cueste un poco más; el de aire libre lo hará cuando quiera, hasta un día entrenando", comenta. "Orlando tiene una técnica muy depurada, exquisita. Viene de la escuela cubana, como Emilio Valle, Anier García, Dayron Robles..., donde trabajan mucho los aspectos técnicos y de velocidad. Posee lo que todo vallista cubano tiene y lo que todo atleta del mundo quisiera tener", continúa Quiñonez. "Muy pocas personas en el planeta han podido correr por debajo de 13 segundos -Ortega lo hizo en 12.94 en julio-. Está para hacer todo lo que quiera, para plantar cara a los americanos, al ruso... Es un orgullo tenerlo aquí".Quiñónez cree que Ortega tiene opciones de medalla en los Juegos, aunque en "las vallas puede pasar cualquier cosa, que se lo digan a Dayron o a mí". Eso sí, "si aspira a un pódium olímpico, tiene que correr el 80% de sus carreras por debajo del récord de España", un registro de 13.33, realizado en Osaka en 2007, que todavía le pertenece. El vallista considera que "no sólo Orlando batirá los récords. Yidiel Contreras, Javi López, Colomo... Todos pueden estar ahí". Es el compañerismo de un hombre que orientará todo el invierno a coger el punto exacto para afrontar su último verano con el sueño olímpico en la cabeza. Si Jackson lo consiguiese, habría que hacerle un monumento. Si no, también.