jueves, 11 de febrero de 2016

"HAY QUE SE ASEGURARSE DE QUE NO HAY RIESGO CON EL ZIKA"

ALEJANDRO GARCÍA
El País.com

La nadadora española Mireia Belmonte, doble medallista olímpica, ha hablado este miércoles sobre la amenaza del virus del zika en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Ha avisado de que "es un tema importante que hay que tratar" pese a que "todavía queda tiempo". Ha dicho que antes de ir hay que "estar seguros de que no hay riesgo de contagio".
Al margen de la polémica del zika, Belmonte ha asegurado en un acto publicitario celebrado en Madrid, que tras la lesión en los hombros que le obligó a renunciar al Mundial de Kazán, ahora "están casi perfectos. Apenas tengo dolor, solo con algún movimiento específico o cuando los tengo muy cargados". Explica que no acudir a Kazán le fue "muy bien físicamente y mentalmente, estoy mucho más motivada y con ganas". Gracias a este descanso, ha podido entrenar "bastante bien" y rendir a gran nivel. El objetivo en Río va a ser ir "a por el mayor número de medallas posibles", incluida la prueba de 10 km en aguas abiertas.
En Luxemburgo, durante la última semana de enero, ha competido a buen nivel "aunque llevaba mucha carga de entrenamiento". Ha superado la mínima para Río, aunque donde la marca es válida en el campeonato de España. "Cuando tengamos la mínima podremos centrarnos al máximo en Río", ha dicho. En la cita olímpica tendrá que lidiar con los horarios previstos para la natación: “No estamos habituados a nadar finales a las 10 de la noche pero habrá que ajustar los horarios de entrenamiento y adaptarse, no queda otra”, ha asegurado Belmonte.
Mireia Belmonte también ha hablado sobre la posibilidad de ser abanderada, pese a que Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español, dijo que el tenista Rafa Nadal sería el abanderado ideal. En cualquier caso, para Mireia "sería muy especial", aunque recuerda que "hay muchos deportistas que se lo merecen y es el Comité Olímpico el que decide".