miércoles, 3 de febrero de 2016

"ESTOY AQUÍ PARA BATIR RÉCORDS, NO PARA PARECER SEXY"

S.D.
ABC.es

Isobel Pooley suele ser una de las fijas en las listas de las deportistas más sexys del mundo, pero, a sus 22 años, está más interesada en su carrera deportiva (tener plaza en el equipo olímpico británico en los Juegos de Río) que en ser chica de portada de revistas de moda. «Prefiero ganar el respeto y la admiración por mis logros deportivos que por mi aspecto», reflexiona en su última columna en la web de la BBC. «Estoy aquí para batir récords, no para parecer sexy».
Pooley, saltadora de altura, 22 años, plata por Inglaterra en los Juegos de la Commonwealth de 2014, estableció un nuevo récord británico en 2015: 1,97 metros. «Afortunadamente, el sexismo no es un problema en el atletismo. Soy consciente de que las deportistas femeninas a veces se ven como "objetos", pero creo que lo mismo sucede a los hombres -¿quién no se ha desmayado con Roger Federer o Anthony Joshua [boxeador británico]? (Lo siento, Anthony!)-», comenta.
«Cuando estoy entrenando y compitiendo, estoy más preocupada con mi rendimiento que por el estereotipo femenino. Me entristece ver cómo la sexualización hace que no se tome en serio las funciones profesionales de algunas mujeres. Siempre es encantador recibir un cumplido, pero a veces la gente pierde la perspectiva».