sábado, 6 de febrero de 2016

YELENA ISINBAYEVA SE LESIONA EN EL CALENTAMIENTO EN VOLVOGRADO

EFE

La rusa Yelena Isinbáyeva, plusmarquista mundial de salto con pértiga (5,06 metros), se lesionó este sábado durante el calentamiento antes de un certamen atlético en su Volgogrado natal. Volvía a las pistas tras ser madre.
"En la última carrera empezó a dolerme la pierna de apoyo. Sentía que no podía hacer ni un salto más y tomé la decisión de retirarme", dijo Isinbáyeva a medios locales.
Reconoció que la de hoy debía ser su última competición en su ciudad natal, pero "lamentablemente" la inoportuna lesión le privó de la posibilidad de despedirse de sus más fieles seguidores.
"Las emociones me superan, las ansias eran enormes, pero la salud ya no es lo que era hace diez años. Pese a todo, seguramente todo es para mejor. Me someteré a una profunda revisión. Lo que digan los médicos. Hay riesgo de agravar la lesión", explicó.
Adelantó que volará a Múnich para ponerse en manos de especialistas alemanes, pero no pierde la esperanza de competir en el más importante mitin atlético en la temporada en pista cubierta, el Invierno Ruso.
"Salté 4,90 metros en un salto de control. Estaba dispuesta a batir el récord mundial, pero en mi interior temía que la vieja lesión no me lo permitiera. Así ocurrió", señaló.
Isinbáyeva, al igual que el resto de atletas rusos, tiene prohibido competir fuera de Rusia después de que la Federación Rusa de Atletismo fuera privada de su acreditación bajo acusaciones de hacer la vista gorda con el dopaje.
Rusia confía en que la Federación Internacional de Atletismo levante la suspensión en la reunión que tendrá lugar el próximo 27 de marzo, de forma que los atletas rusos puedan competir en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.
La zarina de la pértiga, campeona olímpica en Atenas (2004) y Pekín (2008), y bronce en Londres (2012), sueña con colgarse su cuarto metal en la ciudad brasileña, a ser posible el oro, y superar el listón situado en 5,15 metros.
En todo caso, los atletas rusos se perderán con casi toda seguridad los Mundiales de pista cubierta, que se celebrarán del 17 al 20 de marzo en Portland (EEUU), un revés muy importante para los pertiguistas como Isinbáyeva.
Recientemente, la estadounidense Jenn Suhr, campeona olímpica en Londres, batió en Nueva York, por un centímetro, su propio récord mundial en pista cubierta con un salto de 5,03 metros.