miércoles, 24 de febrero de 2016

MIGUEL ÁNGEL LÓPEZ: "UNA LESIÓN ME HA TRASTOCADO LOS PLANES"

ANDRÉS ARMERO
Marca.com

Tras ser campeón de Europa y del mundo, Miguel Ángel López (Llano de Brujas, 1988) no se conforma con cerrar la triple corona con un oro en los 20 km marcha en Río. En un acto de valentía, decidió alistarse en la batalla nacional de los 50 km para buscar el más difícil todavía: la doble gloria olímpica. Una herida de guerra interrumpió sus maniobras en el último mes. Cualquier mortal desertaría, pero no un héroe habituado a mantener con vida los sueños del atletismo español.
Pregunta. ¿Cómo afronta su primera batalla en 50 km?
Respuesta. Ya estoy bastante mejor, pero he pasado un mes malo con una lesión en el poplíteo [en la parte posterior de la rodilla]. No me ha permitido realizar los entrenamientos como debía y he tenido que hacer trabajo alternativo: natación, elíptica... Al aumentar volumen para esta prueba, mi cuerpo ha reaccionado así. Pero, afortunadamente, estoy recuperado.

P. ¿Peligra su billete olímpico en 50 km?
R. No llego al Campeonato de España [se celebra el domingo en Motril] como me hubiera gustado. Quería hacer esa mínima olímpica en 50 km, pero ahora las cosas han cambiado un poco. Voy con la idea de participar y ver hasta dónde llego. Si puedo terminar, lo haré. Si no, pues un entrenamiento de calidad y poco más.

P. ¿Qué pasaría si no puede terminar la competición?
R. Tenía mucha ilusión por hacerlo bien y participar en las dos pruebas en Río, pero, tras este traspiés, no sé si me plantearía otra opción si aquí no fuera bien la cosa. Esto era un extra, mi gran objetivo son los 20 km.

P. ¿Tendría otras opciones para ir a Río en 50 km?
R. Dependerá de los resultados de los compañeros y si logran las marcas para las dos plazas en juego [García Bragado es fijo en 50 km]. Si sobra alguna plaza, se decidirá en la Copa del Mundo en mayo, pero yo no estaré en 50 km allí. Sería cuestión de hablarlo y ver si se puede hacer en marzo el 50 de la Challenge en Dudince (Eslovaquia).

P. ¿Sigue con la misma ilusión por buscar el doblete?
R. Si voy al campeonato es porque todavía tengo ilusión. Soy consciente de que la preparación y el plan se han visto trastocados por la lesión y que voy un poco a ciegas en una prueba como el 50, donde es muy importante acumular volumen y hacerlo todo bien, pero siempre en competición uno se viene arriba... El doblete es posible. Este reto es bonito ahora porque quizá con los años perderé posibilidades en los 20 km.
P. Tras la lesión, ¿firmaría una plata en 20 km y listo?
R. No firmaría nunca una plata porque quiero luchar por lo máximo este verano. Mi gran objetivo son los 20 y allí quiero llegar en forma para atacar el oro y buscar la triple corona. El 50 es un premio.

P. El plusmarquista mundial en 20 km no va a Río, también está el tema de los rusos... El camino parece más despejado.
R. El japonés Suzuki no irá a Río por lesión. Nos lo quitamos de en medio, pero prefiero que estén los grandes rivales; que no vaya el recordman mundial le quita un poco de valor. El otro tema -el de los rusos-es una pena por el fraude que supone hacia el atletismo y la gente que competimos limpia y honradamente.

P. Aunque haya tenido la lesión, ¿no dejará que le gane un veterano como Bragado?
R. [Se ríe] Bragado es mucho Bragado. Es la experiencia del 50, un magnífico atleta. Sí me gustaría ganarle en el futuro porque no creo que se retire.