miércoles, 10 de febrero de 2016

PISTA SIETE ESTRELLAS


BEGOÑA FLEITAS
Marca.com

Hasta hace poco, Madrid era la única gran capital europea que no contaba con una pista cubierta de atletismo para la celebración de grandes campeonatos. Ese dudoso honor tiene por fin fecha de caducidad porque a finales de febrero nacerá oficialmente la ampliación del polideportivo Gallur, un recinto ubicado en el madrileño distrito de Latina que, después de muchos años de remodelaciones, presentará una nueva pista para acoger el mejor atletismo de la capital.Con la celebración de una reunión internacional, el 26 de febrero será el bautizo de un escenario cuya ampliación se proyectó para reforzar las candidaturas a los Juegos de Madrid 2016 y 2020 y que quedó en tierra de nadie tras el fiasco olímpico. De configurarse inicialmente como el gran relevo del Palacio de los Deportes, cuyo tartán acogió en 2005 el Campeonato de Europa indoor y posteriormente se almacenó con el objetivo de encontrarle una ubicación, Gallur pasó a ser una obra que parecía no tener fecha de término.Con los años comenzó la remodelación del recinto y también el pulso entre las administraciones, encargadas de sufragar unos gastos de construcción que ya no llegarían con el fulgor olímpico. Detrás, las voces del atletismo, continuaban haciendo hincapié en la necesidad de que Madrid tuviera una pista cubierta donde organizar reuniones atléticas similares a las que acogen otras grandes capitales europeas. Así, después de negociaciones y debates -a los que hubo que añadir los periodos de incertidumbre política por los cambios de gobierno-, hace dos años y medio comenzó la construcción definitiva de la pista indoor de Gallur, que verá la luz en las próximas semanas.Con un presupuesto en torno a los 16 millones de euros, la pista, que tendrá seis calles, será doble porque a los 13 milímetros iniciales se les ha añadido el tartán del Palacio, por lo que dispondrá de 25 milímetros de grosor, lo que augura buenos registros atléticos. El graderío, constituido por dos plantas, permitirá que 2.800 personas puedan disfrutar de los eventos sentados, además de otros cientos de pie en unas gradas superiores. "Madrid necesitaba una pista", asegura Isidro Arranz, presidente de la Federación madrileña de atletismo. "Con el número de habitantes de la ciudad y el número de licencias de nuestro deporte, era impensable no tener un recinto como éste. Ha sido difícil convencer a los políticos de que era necesario presentar una pista así, pero había que terminarla porque era una obra proyectada ya desde hace tiempo. Han aparecido dificultades, como en cualquier obra, pero por fin verá la luz".Faltan todavía los últimos retoques, tanto en la pista como en el recinto -tales como la conclusión del graderío, la instalación de nuevos focos (hasta 80) para facilitar la posterior retransmisión televisiva de los eventos...-, pero el gran acontecimiento planificado para las próximas semanas será el Campeonato de España de pista cubierta (5-6 de marzo), antesala de los Mundiales indoor de Portland, principal competición internacional de la campaña invernal.Pero no será únicamente la pista de las grandes competiciones. También el atletismo de base, el de promoción, tendrá en Gallur un recinto para los más pequeños, los que se enganchan al deporte y crecen con él. "Además del auge del running, hay un crecimiento notable de niños que se apuntan a atletismo en las escuelas deportivas, en los colegios", analiza Arranz. "Por ejemplo, en el cross, hemos pasado de tener 2.000 niños a casi 4.500. Madrid necesitaba una pista así y ya la tiene".